Eximen a madre de presunto asesino

Por los delitos de robo agravado y asesinato fue acusado este jueves Juan Francisco Selva Zeledón, presunto autor de la muerte del cambista Bladimir Flores Toruño, quien falleció a consecuencia de más de treinta estocadas con arma blanca que recibió. La mamá de este fue eximida de la acusación.

Juan Francisco Selva Zeledón quedó en prisión preventiva y enfrentará audiencia inicial el l 13 de julio. LA PRENSA/R.MORA

Por los delitos de robo agravado y asesinato fue acusado este jueves Juan Francisco Selva Zeledón, presunto autor de la muerte del cambista Bladimir Flores Toruño, quien falleció a consecuencia de más de treinta estocadas con arma blanca que recibió. La mamá de este fue eximida de la acusación.

El Ministerio Público no acusó a la señora Luz Marina Zeledón Castillo, quien fue señalada por la Policía como presunta cooperadora necesaria en este delito.

La fiscal departamental de Estelí, Martha Yelena Shon, informó que de acuerdo con las investigaciones que hizo la Policía, la señora Luz Marina, madre de Juan Francisco Selva, participó después de haberse cometido el delito como presunta encubridora, pero el artículo 470 inciso C, del Código Penal, exime de responsabilidad penal a los cónyuges, ascendientes y descendientes, hermanos y hermanas.

“No podemos acusar si la misma Ley viene a eximir de responsabilidad”, dijo Shon.

Sin embargo esto causó un profundo malestar entre los familiares de la víctima, entre ellos su padre, Bladimir Flores Melgara, quien dijo que era injusta la libertad que obtuvo la señora Luz Marina Zeledón a quien calificó como cómplice porque usó el dinero presuntamente robado a su hijo para comprar los dólares y ayudar a escapar a Francisco Selva.

El Ministerio Público ofreció abundantes pruebas sobre este hecho en contra de Selva Zeledón, entre las que se encuentran el testimonio de un cambista que escuchó la llamada que le hicieron a su compañero para citarlo en determinado lugar para cambiar unos dólares.

El cuñado y la esposa de Juan Francisco habrían informado sobre sus sospechas de que algo malo habría hecho este, además del taxista que llevó al presunto autor a su casa.

La juez de Distrito de Audiencia Penal, doctora Alma Pino Irías, aceptó la acusación por cumplir con los requisitos de ley, impuso la prisión preventiva como medida cautelar y citó para el 13 de julio a audiencia inicial.

A través de los medios de comunicación el procesado, quien tiene a una abogada de la Defensoría Pública, pidió disculpas a la familia de la víctima e insistió en que cayó en una trampa. Al mismo tiempo relató que cuando estaba adentro del vehículo había dos motociclistas que los pusieron nerviosos a ambos.

Reconoció que hirió al cambista, pero sugiere que otros fueron los que lo mataron.