Hondureños presos en El Chipote

En medio de un proceso de solicitud de refugio en el país, el Gobierno ordenó la detención de un grupo de siete hondureños, varios de ellos miembros del Partido Libertad y Refundación (Libre), dirigido por el expresidente Manuel Zelaya, quien fue aliado del presidente inconstitucional Daniel Ortega.

Violeta Delgado y Christian Cornejo, junto a la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez. LA PRENSA/CORTESÍA CENIDH

En medio de un proceso de solicitud de refugio en el país, el Gobierno ordenó la detención de un grupo de siete hondureños, varios de ellos miembros del Partido Libertad y Refundación (Libre), dirigido por el expresidente Manuel Zelaya, quien fue aliado del presidente inconstitucional Daniel Ortega.

La captura fue ejecutada el jueves por la tarde y, según un documento del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), dirigido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aparentemente fueron arrestados “por una fuerza especial conjunta de la Policía de Honduras y Nicaragua” y conducidos a El Chipote.

Se trata de la familia de Ulises Sarmiento, un excolaborador de los sandinistas; cuya casa fue de seguridad en la década de los setenta. Sarmiento y su núcleo familiar cuenta con medidas cautelares a su favor por parte de la CIDH tras varios intentos de asesinato.

Tras la denuncia de los familiares en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Violeta Delgado, confirmó la tarde de ayer que su padre Salvador Delgado, dueño de la casa allanada, quien también fue arrestado junto con los hondureños, fue dejado en libertad junto con Ulises Sarmiento.

No obstante, quedaron detenidos la cónyuge de Sarmiento, Daysi Galindo, y tres hijos de este, incluido el abogado Rafael Leonardo Sarmiento, quien el 16 de mayo pasado hizo el lanzamiento de su candidatura a diputado por el partido Libre.

Delgado confió a LA PRENSA que a los dos liberados la Policía les advirtió que no debían brindar declaraciones, pues les recordaron que aún quedaba el resto detenido.

En el escrito dirigido por Cofadeh a la CIDH le hace un resumen de los últimos acontecimientos que ha pasado la familia de Sarmiento en su país, que van desde allanamientos domiciliares, detenciones ilegales y sustracción de bienes y que culminaron con la cárcel en Nicaragua.

CENIDH LOS ACOMPAÑA

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, explicó que Bertha Olivas, presidenta de Cofadeh expuso al ministro consejero de Nicaragua, en Honduras la situación de la familia Sarmiento y que en conformidad con las leyes y tratados internacionales no los pueden entregar a la Policía hondureña, por tratarse de perseguidos políticos.

La presidenta del Cenidh demandó que el Gobierno no deporte a los detenidos, pues criticó que “existe un contubernio” entre algunos gobiernos centroamericanos. Y las Policías de la región han firmado una serie de acuerdos bajo el supuesto de garantizar la seguridad y para auxiliarse unas a otras, pero así llegan a cometer atropellos y persecuciones en contra de las personas.

“Si a estas personas se les implica en alguna actividad reñida con las leyes, tienen que ser investigados de acuerdo con lo que dicen las leyes internacionales”, demandó Núñez.

La defensora de derechos humanos criticó el atropello realizado por la Policía, que apresó también a Salvador Delgado por el hecho de haber recibido a sus parientes. Núñez manifestó que han introducido dos recursos de exhibición personal a favor de ellos, los que esperan sean tramitados.

“AQUÍ LA LEY ES LO QUE DICE DANIEL ORTEGA”

La exguerrillera Dora María Téllez criticó que en el país se da refugio a narcotraficantes, quienes “aparecen con cédulas de residencia” y no a verdaderos perseguidos políticos, como fue el caso de la familia hondureña. Téllez señaló que este caso demuestra que en Nicaragua el derecho no existe y “aquí las leyes es lo que dice Daniel Ortega y su familia, no hay derecho, no hay ley, no hay nada”.

Por este caso calificó al presidente inconstitucional Daniel Ortega, de “sobrado” y de “morder las manos que le dieron de comer”, pues según dijo, esa familia fue “casa de seguridad del sandinismo en Honduras, corrió riesgo, le dieron de comer, le dieron dónde dormir, lo protegieron a él y a Omar Cabezas”.

Y es con base en esa colaboración que aseguran que los Sarmiento visitaron a Omar Cabezas, para que los apoyara en la gestión del asilo político en Nicaragua.

SIN CAUSA PENDIENTE

“(Daniel) Ortega es un mal agradecido, Ortega es un interesado, lo que quiere es quedar bien con Orlando Hernández (presidente de Honduras) a toda costa y para quedar bien con el presidente de Honduras captura en Nicaragua a una familia que no cometió ningún delito”, aseguró Dora María Téllez.

La exguerrillera recordó que los hondureños detenidos en Nicaragua no tienen ninguna acusación en su contra, no hay ninguna causa abierta en Honduras y están protegidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: