Educación en“la cola” de las prioridades

El ministro asesor del presidente para temas educativos, Miguel De Castilla, dijo que Nicaragua necesita invertir el 15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en Educación, pero no brindó detalles sobre la nueva estrategia escolar que está diseñando el Gobierno para después del 2015.

El ministro asesor del presidente para temas educativos, Miguel De Castilla, dijo que Nicaragua necesita invertir el 15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en Educación, pero no brindó detalles sobre la nueva estrategia escolar que está diseñando el Gobierno para después del 2015.

“Una vez un periodista, cuando yo era ministro de Educación, me preguntó que si yo estaba de acuerdo con el siete por ciento del Producto Interno Bruto para la Educación. Y yo respondí que según mis cálculos, Nicaragua iba a necesitar el 15 por ciento del Producto Interno Bruto para la Educación durante los (próximos) 15 o 20 años. Eran tantas las necesidades del país en el campo educativo (que) nunca va a ser, en ningún país del mundo, justo y necesario (lo que se asigne). Siempre va a haber necesidades”, dijo De Castilla.

Actualmente Nicaragua destina el 2.4 por ciento del PIB en Educación y no el 15 por ciento que se requiere porque —justifica De Castilla—, el país tiene otras prioridades.

DE CASTILLA HABLA SOBRE OTRAS NECESIDADES

“(Nicaragua) es un país de tal nivel de pobreza que son muchos los ámbitos que necesitan de inversión. Ahorita estamos en invierno, ¿(en) cuántas casas se les está metiendo agua a la gente?; necesitás ponerle techo a las casas de la gente pobre, necesitás darle comida a la gente, mantener la alimentación de la gente pobre… Que si no se lo das a la familia, deberías de dárselo a la escuela, hay que dárselo primero a lo primero que es la familia con hambre”, alega De Castilla, quien en mayo participó en el Foro Mundial de la Educación, en Corea del Sur.

Durante ese foro, los delegados de Gobierno conocieron las nuevas metas de la Educación para Todos (EPT) 2015-2030 que, entre otras cosas, plantean a los países la necesidad de destinar entre el cuatro y seis por ciento del PIB en Educación “o por lo menos el 15 o 20 por ciento de su gasto público”, como establece la séptima meta educativa.

NO CONVOCAN A CONSEJONACIONAL DE EDUCACIÓN

Pese a que desde inicios del año escolar, la vocera del Gobierno, Rosario Murillo, anunció que el Ministerio de Educación (Mined) diseñaría la nueva estrategia educativa para después del 2015, el Consejo Nacional de la Educación —establecido en la Ley General de la Educación— no ha sido convocado para definir las nuevas políticas y objetivos que deberá cumplir el país a partir del próximo año, según Jorge Mendoza, director ejecutivo del Foro Educación y Desarrollo Humano.

Mendoza además señaló que el país requiere una estrategia “de 15 años para estar a tono con los compromisos e iniciativas que la comunidad internacional y los gobiernos han venido asumiendo sobre este tema (escolar). El país necesita estrategias de nación, de Estado, planes nacionales que sean políticas públicas de Estado”.

La actual estrategia educativa que ejecuta el Mined desde 2011 y culminará este año, incluía metas ambiciosas como la batalla por el sexto y el noveno grado, no obstante De Castilla en vez de hablar sobre los avances de estos planes insistió en la necesidad de invertir en la familia, lo cual concuerda con la aplicación de los programas gubernamentales a través de los Gabinetes de la Familia.

“La educación ni comienza ni termina en el aula de clases. La educación comienza con la familia y si en la familia nicaragüense se invierte de parte de los gobiernos, eso ya es una inversión en educación”, manifestó De Castilla, quien reconoce que lo que se invierte en Educación nunca será suficiente.

Se va y deja dudas

El ministro asesor del presidente para temas educativos, Miguel De Castilla, participó en una conferencia sobre las lecciones del desarrollo de Corea del Sur en la Universidad American College, donde el embajador coreano en Nicaragua, Kim Doo Sik, dijo que para salir del atraso y del subdesarrollo, Corea tuvo que separarse de Corea del Norte como parte de un Movimiento de Nueva Comunidad, que se convirtió en Corea del Sur.

De Castilla se retiró de la universidad para evitar los cuestionamientos de los periodistas alrededor de los bajos salarios de los maestros, sobre la universalización de la primaria establecida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y sobre los desafíos del país frente a la Educación para Todos (EPT).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: