Impactos de media temporada

Después de una primera mitad de temporada, los Cardenales y los Royals parecen decididos a reeditar la Serie Mundial de 1985, cuando ambos clubes del Estado de Missouri, se fueron al máximo en la disputa de la supremacía del beisbol.

Max Scherzer ha mostrado un gran dominio ante sus rivales y ha sido una pieza fundamental para los Nacionales de Washington. LA PRENSA/Rob Carr/Getty Images/AFP

Después de una primera mitad de temporada, los Cardenales y los Royals parecen decididos a reeditar la Serie Mundial de 1985, cuando ambos clubes del Estado de Missouri, se fueron al máximo en la disputa de la supremacía del beisbol.

Los Astros han sorprendido al mandar en el Oeste de la Liga Americana y los Yanquis están de nuevo en la cima del Este, pero pocas tropas muestran la solidez en toda su estructura como el equipo de Kansas City, que intenta volver a brillar en octubre.

En la Liga Nacional es difícil ponerle un pie adelante a los Cardenales, quienes con su juego agresivo, defensa solvente y picheo competente están dominando no solo la División Central, sino todo el circuito, al ensamblar un conjunto de mucho balance.

Pero, ¿qué es lo que más ha llamado la atención individualmente en esta campaña?

1.- Max Scherzer, Washington

El espigado derecho de los Nacionales emitió una advertencia de sus pretensiones el 14 de junio contra los Cerveceros, cuando les lanzó seis entradas perfectas, antes de que Carlos Gómez le conectara el único hit del partido en el séptimo inning. Al final lanzó juego de un hit, con 16 ponches. Seis días después (el 20) elevó aún más su nivel, al llegar al noveno lanzando perfecto ante los Piratas. Y cuando tenía dos outs, le dio con la bola en el codo a José Tabatha y se esfumó el perfecto, pero no el no hitter. Y para probar que no estaba bromeando, en su siguiente salida llegó hasta sexto inning de forma perfecta ante los Filis. Y por si aún querían ver más, trabajó para cinco hits sin carreras durante 8.1 innings ante los Bravos, para convertirse en la sensación.

2.- Mike Trout, Ángeles

El muchacho al que todos comparan con Mickey Mantle está convirtiéndose en algo más real cada día. Su desempeño integral lo ha convertido en el mejor jugador del beisbol. La noche del martes se llevó —por segunda vez en línea— el título de Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas en Cincinnati, lo que constituye un corolario para una primera mitad de campaña espectacular, con .312 de promedio, 26 jonrones y 55 remolques, mientras da cátedra con su manopla en los jardines y con sus piernas sobre las bases. Trout es puro energía, poder y entusiasmo. Una leyenda en construcción.

Mike Trout no solo representa el futuro para los Angelinos, pues ya es un presente muy valioso. LA PRENSA/Dustin Bradford/Getty Images/AFP
Mike Trout no solo representa el futuro para los Angelinos, pues ya es un presente muy valioso.
LA PRENSA/Dustin Bradford/Getty Images/AFP
3.- Bryce Harper, Washington

Ya fue a su tercer Juego de Estrellas y solo tiene 22 años. El extraordinario patrullero es el mejor jugador del viejo circuito y sus cifras lo llevan hacia un año de ensueño, ahora que ha dejado de chocar contra la cerca persiguiendo elevados y robando cuadrangulares. Harper acumula .339 de average con 26 estacazos y 61 remolques, a la vez que se convierte en una pieza demasiado clave en las pretensiones de los Nacionales. Aún con el tremendo trabajo de Paul Goldschmidt con Arizona y los ojos que abre a diario Joc Pederson, con los Dodgers, Harper es la sensación en su Liga.

4.- Zack Greinke, Dodgers

Con récord de 13-3 y 2.30, Gerrit Cole, de los Piratas, va al frente entre los tiradores más exitosos de las Mayores. Dallas Keuchel ha hecho aperturas de calidad en cada una de sus 19 salidas y su balance de 11-4 y 2.23 lo llevó a abrir el Juego de Estrellas, pero el lanzador más dominante ha sido el que tuvo como rival el martes en Cincinnati, Zack Greinke, de los Dodgers. Su balance no impresiona (8-2), pero tiene un fantástico promedio de 1.39 en efectividad, no ha permitido carreras en sus últimos 35.2 episodios y ostenta 0.84 de whip, es decir, menos de un corredor en base por inning.

5.- Josh Donaldson, Toronto

El antesalista, quien ya había mostrado su talento en Oakland, se ha excedido con su juego global en Toronto. Donaldson no solo ha bateado bien (.293, con 21 jonrones y 60 remolques), sino que ha exhibido una defensa de fantasía. Su atrapada, penetrando entre el público en busca de un elevado, está a la cabeza entre las jugadas más espectaculares de la primera mitad. Muchos expertos lo colocan entre los tres mejores jugadores de posición actualmente en las Mayores, solo detrás de Trout y Harper.

26 jonrones, con 55 remolques y .312 de promedio de bateo hacen de Mike Trout, de los Angelinos de Los Ángeles, el mejor artillero de la primera mitad de la temporada de la Liga Americana.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: