¡Adiós arañitas!

La ciencia las conoce como Telangiectasias pero popularmente las llamamos “arañitas”. Son más frecuentes en las mujeres que en los varones y según el Dr. José Ernesto Cruz, de la Clínica Abiú y especialista en medicina estética, se forman debido a una insuficiencia vascular, cuando las venas ubicadas en las piernas encargadas de regresar la sangre al corazón, una vez que han alimentado de oxígeno al organismo, fallan y los vasos capilares se dilatan y acumulan sangre, de tal forma que se hacen visibles a través de la piel adquiriendo un tono rojo o azulado.

Modelo: Analaura Sequeira. Fotógrafía: Uriel Molina

La ciencia las conoce como Telangiectasias pero popularmente las llamamos “arañitas”. Son más frecuentes en las mujeres que en los varones y según el Dr. José Ernesto Cruz, de la Clínica Abiú y especialista en medicina estética, se forman debido a una insuficiencia vascular, cuando las venas ubicadas en las piernas encargadas de regresar la sangre al corazón, una vez que han alimentado de oxígeno al organismo, fallan y los vasos capilares se dilatan y acumulan sangre, de tal forma que se hacen visibles a través de la piel adquiriendo un tono rojo o azulado.

El especialista explica que este problema no representa mayor riesgo “aunque pueden causar sensaciones desagradables en las piernas, como picazón o ardor. Las arañas vasculares generalmente no necesitan tratamiento médico. Incluso, muchas buscan como tratar las arañitas de las piernas solo por el punto de vista estético”.

CAUSAS

El Dr. José Brockman, también especialista en medicina estética, informa sobre algunos de los factores que originan las arañitas vasculares.

  • Sedentarismo y los trabajos prolongados de pie o sentados: evitan que se ejerciten los músculos de las piernas.
  • Sobrepeso y obesidad: exige mayor cantidad de volumen arterial circundante y sobrecarga los sistemas valvulares.
  • Anticonceptivos orales: producen mayor retención de líquidos.
  • Cambios hormonales: la pubertad, menopausia y embarazo aumentan los flujos sanguíneos lo que puede provocar que las venas se dilaten.
  • Enfermedades crónicas como la hipertensión arterial.
TRATAMIENTOS

Actualmente hay muchos tratamientos disponibles para esta condición. Acá te presentamos los más comunes.

  • Escleroterapia: consiste en inyectar una sustancia que provoca la inflamación de la pared de las venas, la endurece y luego la hace desaparecer.
  • Luz pulsada intermitente y láser percutáneo: la luz producida por el IPL y láser es absorbida por los vasos sanguíneos, generando calor en el interior de los mismos y destruyéndolo sin dañar el tejido circundante.
  • Cirugía: solo en casos graves, la vena afectada es extirpada mediante un procedimiento quirúrgico.

Según el Dr. José Cruz, estos tratamientos suelen revertir por completo el problema, a menos que se generen nuevos factores de riesgo que activen otras redes venosas capilares, pero también recomienda mantener un estilo de vida saludable para evitar la aparición de arañitas o várices.