País ya no necesita waiver

Después de veinte años, el Gobierno de Estados Unidos finalmente retiró ayer las restricciones legales relativas a la asistencia bilateral y apoyo para la concesión de préstamos internacionales a Nicaragua.

Después de veinte años, el Gobierno de Estados Unidos finalmente retiró ayer las restricciones legales relativas a la asistencia bilateral y apoyo para la concesión de préstamos internacionales a Nicaragua.

Esto producto del trabajo que han venido realizando los distintos gobiernos de Nicaragua durante las últimas dos décadas, en la resolución de casos de ciudadanos estadounidenses que fueron confiscados por el gobierno sandinista de los años ochenta y que seguían un proceso de indemnización.

Estas restricciones se traducían en que Nicaragua estaba sujeta a la entrega —por parte de Estados Unidos— de una dispensa o waiver anual.

En una nota de prensa emitida al final de la tarde de ayer, la Embajada de Estados Unidos en Managua dio a conocer el levantamiento de las restricciones. Asimismo, señala: “Reconocemos y apreciamos la determinación mostrada por el Gobierno de Nicaragua en los últimos meses para resolver los reclamos pendientes de una manera expedita y satisfactoria para todas las partes”.

Hernán Estrada, procurador general de la República, en declaraciones a la agencia AP celebró la decisión. “Se trata de una excelente noticia, es buena para el país, para el pueblo nicaragüense”, afirmó.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo que “es una noticia positiva porque cierra un capítulo de prácticamente veinte años, donde reconocemos el trabajo efectuado por los diferentes gobiernos en estos años para darle respuesta a un tema que nos permitió año con año asegurar que Nicaragua se mantuviera vinculada a los organismos multilaterales y con acceso a los préstamos internacionales”.

Las restricciones fueron impuestas con base en la Ley de Autorización de las Relaciones Internacionales de los años fiscales 1994 y 1995. Esta Ley prohíbe la asistencia y apoyo de Estados Unidos a los países que no brinden a los ciudadanos estadounidenses un mecanismo adecuado para resolver sus reclamos pendientes de propiedades confiscadas.

La nota de prensa también expresa: “Esperamos que el Gobierno de Nicaragua realice mayores esfuerzos para resolver los reclamos que no caben dentro de la Sección 527. Asimismo, que mantenga su compromiso para proteger los derechos de propiedad privada de todos los ciudadanos estadounidenses en Nicaragua. En aras de fortalecer la confianza de todos los inversionistas en Nicaragua, es importante que se garanticen los derechos de propiedad”.

3,166
reclamos de ciudadanos estadounidenses registró la Embajada de Estados Unidos en Managua, hasta el primero de agosto de 2005. Entre julio del 2014 y julio del 2015 se resolvieron 30 reclamos de propiedad, pertenecientes a 16 ciudadanos estadounidenses.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: