El divino poeta loco

Desde pequeño siempre escuché sobre la vida del poeta Alfonso Cortés, sobre todo a mi abuelo, Gustavo Aguilar Cortés, primo hermano del poeta.

Desde pequeño siempre escuché sobre la vida del poeta Alfonso Cortés, sobre todo a mi abuelo, Gustavo Aguilar Cortés, primo hermano del poeta. De niño te impresiona escuchar de un hombre que por locura estuvo amarrado en una cama y desde ahí escribió, entre muchos, el verso Ventana el cual mi abuelo me recitaba con frecuencia.

Alfonso Cortés Bendaña nació el 9 de diciembre de 1893 en la ciudad de los intelectuales nicaragüenses, León. Desde muy pequeño mostró su vocación hacia el arte de la literatura, escribiendo sus primeros versos a la edad de 7 años. Realizó sus estudios primarios en la escuela del maestro Vicente Ibarra y en el Instituto de Occidente cursó hasta tercer año de bachillerato. Durante su juventud aprendió diferentes idiomas, entre ellos el inglés, portugués, italiano y francés.

A la edad de 34 años, un 18 de febrero de 1927, tiempo después de la muerte de su madre, le comenta a su padre que no puede dormir y que se siente raro, fuera de si, aquel le dice que ha de ser la comida y los tragos, pero Alfonso le dice que no, que esto que el tiene es grave y a partir de esa fecha nunca mas recuperó su estado de cordura mental, por lo que su familia decide mantenerlo encerrado debido a su estado de violencia e inclusive encadenado a una viga del techo. En 1944 es internado en el Hospital para enfermos mentales de Managua y lo trasladan en múltiples ocasiones al hospital Chapui de Costa Rica.

Lo que llamaban antes estado de locura a cualquier enfermedad psiquiátrica de la cual no se tenía conocimiento ni experiencia para realizar el diagnóstico debido y dar el tratamiento adecuado. Se piensa que inicia un día específico como en el caso de Alfonso pero pudo haber iniciado desde antes con síntomas no tan evidentes.

Los pacientes con esquizofrenia (diagnóstico otorgado al poeta) pueden presentar desde distorsión del pensamiento, alucinaciones, ideas extrañas que no se ajustan a la realidad por lo cual las emociones se ven afectadas con perdida de hábitos comunes e intereses, aislamiento social, depresión y/o irritabilidad. En el caso del poeta Cortés fue progresiva debido a que no existía tratamiento como existe actualmente.

Esta es una parte poco clara del estado en el cual se encierra el poeta, lo que ha generado polémicas alrededor de sus estudios metafísicos.

Alfonso Cortés es considerado uno de los tres grandes de la poesía nicaragüense, junto a Salomón de la Selva y Rubén Darío. Pasó gran parte de su vida en la casa donde vivió su infancia el gran Rubén, y es ahí donde se vuelve aficionado a la lectura del príncipe de la letras y del simbolismo francés.

Alfonso aún en su estado de locura, continúa su labor literaria; su primer poema escrito en ese estado fue La canción del espacio. E n uno de tantos encierros escribió su famoso poema Ventana el cual originalmente se llamó Un detalle .

Su poesía representa una ruptura con la tradición modernista, dado su despojamiento, su poder de condensación e incluso su compleja utilización de la elipsis. La crítica habla de poesía alfonsina para poner el acento en su originalidad en el contexto de la creación poética nicaragüense.

Alfonso fallece el 3 de febrero de 1969, a los 76 años de edad acompañado por su hermana. Su cuerpo reposa al igual que el de Rubén Darío en la Catedral de León.

Ventana

Un trozo de azul tiene/mayor intensidad que todo el cielo;/ yo siento que allí vive, a flor/del éxtasis feliz, mi anhelo.

Un viento de espíritus pasa/muy lejos, desde mi ventana,/ dando un aire en que despedaza/su carne una angélica diana.

Y en la alegría de los gestos,/ebrios de azur, que se derraman…/ siento bullir locos pretextos,/que, estando aquí, ¡de allá me llaman!

El autor es cirujano Pediatra.