Oro barato atiza pérdidas

A medida que el precio del oro se desploma cerca de un mínimo de cinco años, los inversores en pagarés estructurados vinculados a fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) que poseen acciones de la compañía minera se enfrentan a fuertes pérdidas.

Los inversores en empresas vinculadas a la minería buscan acciones para protegerse ante la caída del oro y fuertes pérdidas. LAPRENSA/BLOOMBERG

A medida que el precio del oro se desploma cerca de un mínimo de cinco años, los inversores en pagarés estructurados vinculados a fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) que poseen acciones de la compañía minera se enfrentan a fuertes pérdidas.

Más del noventa por ciento de los 32 millones de dólares en valores vinculados al ETF de Market Vectors Gold Miners Miners que se emitieron el año pasado y que aún no han vencido han sobrepasado sus reservas de protección contra caídas, según datos compilados por Bloomberg sobre la base de documentos presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés). Los pagarés están típicamente diseñados para protegerse contra una disminución del veinte o treinta por ciento en el fondo al momento del vencimiento, después de lo cual los inversores sufrirían pérdidas proporcionales.

Las ventas de pagarés vinculadas a ETF se han desplomado este año en tanto el precio del oro ha tocado fondo. El volumen se redujo a 33.1 millones de dólares en el primer semestre de 2015, menos de la mitad del nivel del año anterior, según datos de Bloomberg.

“Estas son las empresas de alto costo fijo”, dijo Michael Dudas, un analista de metales de Sterne Agee CRT. “A pesar de que han bajado sus costos en los últimos años, es muy difícil de cambiar un centavo”.

La caída del metal precioso condujo a algunos inversores a buscar pagarés vinculados al oro y al sector minero que cotizan en el mercado secundario con descuentos en sus precios de emisión, según John Tessar, director de JVB Financial Group LLC en Boca Raton, Florida. Estos inversores están haciendo un “juego de corto plazo” apostando a corto plazo que los pagarés se recuperarán si los precios del oro suben, dijo.