Marcha contra escasez en Caracas

La oposición realizó este sábado una manifestación pacífica en el este de Caracas, lanzando consignas contra el hambre y la delincuencia en un intento por motivar a su electorado de cara a las parlamentarias de diciembre, que podrían significar un importante cambio político en el país sudamericano.

Opositores al gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela, marcharon en Caracas contra la inseguridad y escasez de bienes. LA PRENSA/AFP

La oposición realizó este sábado una manifestación pacífica en el este de Caracas, lanzando consignas contra el hambre y la delincuencia en un intento por motivar a su electorado de cara a las parlamentarias de diciembre, que podrían significar un importante cambio político en el país sudamericano.

Entre pancartas en las que se leía “En Venezuela no hay nada” y banderas venezolanas y de los partidos políticos, cientos de manifestantes se concentraron en una avenida principal para protestar contra la crisis económica, marcando así un modesto inicio de las acciones en las calles de la oposición tras la elección de sus 167 candidatos para los comicios legislativos.

La oposición inicialmente había convocado a marchas en varios puntos de Caracas, pero al final solo realizó una concentración en el este.

La manifestación se dio en medio de las tensiones generadas por algunos casos de saqueos de comercios y una instalación pública que ocurrieron en los últimos días en algunas ciudades, que habían generado expectativas en torno a la protesta de ayer.

“El enemigo del Gobierno no es la oposición, el enemigo del Gobierno no es el Pentágono, el enemigo del Gobierno es la realidad”, afirmó el secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús Torrealba, al asegurar que la crisis que enfrenta Venezuela es consecuencia del “deslave del Gobierno”.

“Tenemos un país de miedo. Tenemos miedo de salir a la calle. Tenemos miedo de salir a buscar la comida. La inseguridad nos está matando”, indicó Julio Blanco, un abogado de 48 años, al defender las motivaciones de la protesta.
Animar a indecisos

El animar a una población agobiada por una severa crisis económica, que ha obligado a los venezolanos a restringir su presupuesto ante la desbordada inflación y a realizar filas de varias horas a las puertas de los comercios para tratar de conseguir los alimentos básicos y medicamentos, es uno de los principales retos que deberá enfrentar la oposición para las parlamentarias del 6 de diciembre, según estiman los analistas.

La escasez ha llegado a tal punto que cientos de pacientes con órganos trasplantados han consumido medicamentos para animales. Esto a causa del desabastecimiento de inmunosupresores en las farmacias públicas y privadas, desde julio pasado.

El presidente Nicolás Maduro ha denunciado que la crisis responde a una “guerra económica” promovida por sectores empresariales y la oposición, que quieren afectar al Gobierno.

TEMOR A PROTESTAR

El presidente de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que la afluencia de personas a las marchas no puede tomarse como indicador.

Dijo que la escasa asistencia a las marchas está asociada al “miedo” y la “frustración” que dejaron las violentas protestas contra el Gobierno el año pasado, que dejaron 43 muertos y centenares de heridos y detenidos.