Maras se refugian en Guatemala

Los pandilleros salvadoreños, quienes están en una guerra abierta con el Gobierno de ese país, utilizan el territorio de Guatemala como refugio para escapar de la justicia, informó ayer una fuente oficial.

Un integrante de la Mara 18 de El Salvador muestra los tatuajes de sus manos y brazos, durante un juicio en un tribunal de Ciudad de Guatemala, en 2011. LA PRENSA/AFP/ARCHIVO

Los pandilleros salvadoreños, quienes están en una guerra abierta con el Gobierno de ese país, utilizan el territorio de Guatemala como refugio para escapar de la justicia, informó ayer una fuente oficial.

Tomás Canto, de la División del Programa Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas de Guatemala de la Policía, aclaró al diario Prensa Libre que los pandilleros salvadoreños no migran para delinquir en ese país, sino para garantizar “cierta protección”.

“Ellos vienen huyendo y buscan esconderse, solo están por un espacio de tiempo y luego regresan a su lugar de origen (…). Es posible que el nexo principal transnacional de las pandillas sea la comunicación”, comentó en alusión a la relación entre pandilleros de los dos países.

Las autoridades salvadoreñas mantienen una fuerte lucha con los pandilleros, la cual ha dejado al menos 41 policías muertos este año.

Canto aseguró que en general, los pandilleros de los países del Triángulo Norte, integrado por El Salvador, Guatemala y Honduras, usan esas naciones para esconderse.

Agregó que los pandilleros que más migran a Guatemala son los del Barrio 18, rivales a muerte de la Mara Salvatrucha.

En tanto, la Fiscalía coincidió con las autoridades de seguridad en que los grupos buscan ser albergados para protegerse.

El diario La Prensa Libre asegura que el fenómeno regional se confirmó con la captura en Honduras de dos de seis líderes del grupo Mirada Loca de la pandilla Mara Salvatrucha, quienes se escaparon de El Salvador el pasado 2 de agosto, aprovechando su traslado a una estación policial.

COMUNICACIÓN POR REDES

El principal vínculo de las maras en Honduras, El Salvador y Guatemala es la comunicación que mantienen a través de las redes sociales, confirman autoridades.

“Lo que se ha visto es que por la comunicación directa en redes sociales se coordinan para trasladar armas y personal de los grupos; se organizan para recoger el arsenal y prestarse gente para cometer ilícitos”, dijo una fuente de la Fiscalía contra Extorsiones del Ministerio Público (MP) al diario la Prensa Libre.

En los tres países operan pandillas que controlan barrios marginales y son frecuentes los enfrentamientos a muerte entre grupos rivales para dominar territorios.