Vacaciones forzadas

La filial venezolana de la ensambladora estadounidense General Motors, la mayor del país, acordó adelantar para este mes las vacaciones colectivas de sus más de tres mil trabajadores

En el sector de las ensambladoras de automóviles en Venezuela laboran unos diez mil trabajadores. LA PRENSA/BLOOMBERG

La filial venezolana de la ensambladora estadounidense General Motors, la mayor del país, acordó adelantar para este mes las vacaciones colectivas de sus más de tres mil trabajadores, que se daban anteriormente en el período navideño, para hacer frente a la falta de materias primas que tiene sumida al sector en una severa crisis, anunció el viernes un dirigente sindical.

La filial venezolana de General Motors detendrá temporalmente sus operaciones de producción a partir del 17 de agosto y hasta septiembre debido al “adelanto” de las vacaciones colectivas de gran parte de su personal, indicó a The Associated Press Christian Pereira, presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices.

La AP llamó a General Motors para obtener una reacción, pero no obtuvo respuesta.

Según el dirigente sindical, General Motors solo dejará un personal mínimo en su planta de la ciudad centro costera de Valencia para labores administrativas y mantenimiento. En la empresa laboran 3,500 trabajadores.

Pereira explicó que General Motors por años siempre ha dado las vacaciones colectivas en diciembre, pero que ante la falta de materia prima la empresa decidió, sin el apoyo del sindicato, adelantarlas cuatro meses. Precisó que las vacaciones colectivas generalmente son de 15 días hábiles más los días adicionales que tiene cada trabajador por su antigüedad, por lo que la filial retornará a sus operaciones normales en septiembre.

CHRYSLER TAMBIÉN

La medida de adelanto de las vacaciones en la mayor ensambladora del país sudamericano se da semanas después de que el Ministerio del Trabajo le ordenara reincorporar a los 446 empleados que fueron despedidos en abril pasado ante la crisis que enfrenta el sector.

Los trabajadores de la filial local de la ensambladora FCA Group L.L.C, que se conocía anteriormente como Chrysler, también saldrán este viernes por dos semanas de vacaciones como parte de unos días que estaban pendientes de diciembre pasado, dijo Pereira al descartar que esta decisión tenga que ver con la crisis del sector.

El dirigente sostuvo que eso fue parte de un arreglo al que llegó hace meses el sindicato con la empresa para permitir a los empleados compartir con sus hijos en las vacaciones escolares.

La AP llamó a la planta de FCA Group L.L.C. en la ciudad de Valencia para obtener una reacción, pero no respondieron las llamadas.

La industria automotriz venezolana viene enfrentando desde hace más de un año una crisis debido a la falta de materia prima generada por el retraso del Gobierno en la venta de las divisas para importaciones. Esta situación llevó a las siete ensambladoras locales a bajar drásticamente la producción y las ventas.

Ford Motor trató durante la primera mitad del año promover un convenio para vender vehículos en dólares y lograr materia prima importada, pero el acuerdo no ha prosperado.

Al cierre del 2014 la producción de vehículos en Venezuela cayó 72.46 por ciento en comparación con el año anterior, lo que implicó una merma en la producción de 51,994 carros, según cifras de la Cámara Automotriz Venezolana. Para el 2013 la producción alcanzó 71,753 unidades.

En Venezuela operan las ensambladoras FCA Group L.L.C., Iveco Venezuela, Ford Motor, Toyota, General Motors, Mack de Venezuela y Mitsubishi Motors Corp. (MMC).

En el sector de las ensambladoras laboran unos diez mil trabajadores.