Radio Voz de Mujer sigue silenciada

Feliciana del Carmen Rivera Jiménez y Jeaneth Peralta son dos de las mujeres de Jalapa que demandan a las autoridades del Instituto de Telecomunicación y Correos (Telcor) devuelva los equipos de la radio Voz de Mujer, de la asociación de mujeres de Jalapa Oyanka.

La semana pasada mujeres de Oyanka en Jalapa demandaron a la Corte Suprema de Justicia que se pronuncie sobre un recurso que mande a Telcor suspender lo actuado. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Feliciana del Carmen Rivera Jiménez y Jeaneth Peralta son dos de las mujeres de Jalapa que demandan a las autoridades del Instituto de Telecomunicación y Correos (Telcor) devuelva los equipos de la radio Voz de Mujer, de la asociación de mujeres de Jalapa Oyanka.

La semana pasada ellas acompañaron a sus representantes hasta Managua en busca de ser escuchadas para que la emisora vuelva a sonar en ese municipio.

“Queremos la Radio”, decían al igual que lo hicieron otras mujeres que llegaron desde ese municipio.

RETIRAN EQUIPOS

El 31 de mayo dejó de sonar la emisora con mensaje dirigido a las mujeres campesinas de Jalapa.

De forma extraña en un domingo, funcionarios de Telcor llegaron a las instalaciones de la emisora y les despojaron incluso de los equipos de transmisión.

En tan solo siete meses la emisora, que también era operada por mujeres, ya se posesionaba de una audiencia prioritariamente femenina.

A través de la emisora las mujeres de Oyanka podían capacitar a otras mujeres sobre la Ley 779, Contra la Violencia Hacia la Mujer y su reglamento, “que por supuesto para nosotras era ilegal, pues contradecía la Ley 779”, dice María Elena Rivera, representante legal de la Radio.

Igualmente abordaban desde la emisora todo lo relacionado con el Código de Familia “y lo que significaba para las mujeres, esa era la principal temática”.

“En un recurso introducido el 9 de junio ante Telcor, Rivera le señala: “Considero que se me ha violentado el derecho a la igualdad y no discriminación”.

Y agrega Rivera que al realizar un cierre de forma selectiva para la emisora Voz de Mujer “violenta el derecho a la igualdad, que en condiciones similares tienen otras radios, que en su mayoría están inscritas a nombre de hombres y que no tienen dentro de sus programaciones enfoque de derechos humanos de las mujeres”.

Tras 2 meses y 10 días, Telcor no da respuesta a su demanda de reapertura. Esto pese a que recién pasada la actuación de ese ente regulador, sus funcionarios le dijeron a Rivera “que era un asunto rápido, que ellos iban a cuidar de nuestros equipos, que no nos preocupáramos”.

María Elena Rivera le llama la atención, que en su momento las autoridades de Telcor les aseguraron que estaban en una revisión de las radioemisoras del país, pues “ había más de 250 emisoras que estaban ilegales”. Esto llevó a preguntar, dice Rivera, “¿por qué (actuó Telcor primero) contra una (emisora) que sí estaba legal? Porque tenemos todavía un permiso vigente hasta el 15 de octubre”.

Igual Rivera preguntó sobre el retiro de los equipos, pues “no hay ningún asidero legal”. El alegato fue que actuaron así para evitar que volvieran a operar.