Dos denuncias contra un capitán del Ejército

Dos denuncias por violencia y por violación contra una niña, ahora de 6 años, no han sido suficientes para que un capitán del Ejército de Nicaragua, sea detenido y remitido a los tribunales

Coronel Manuel Guevara, vocero del Ejército de Nicaragua. LA PRENSA/ARCHIVO

Dos denuncias por violencia y por violación contra una niña, ahora de 6 años, no han sido suficientes para que un capitán del Ejército de Nicaragua de iniciales E.J.L.M., sea detenido y remitido a los tribunales. La víctima del militar denunció que este ha sido supuestamente protegido por las autoridades castrenses, las que han pretendido mediar en un caso de violación.

“Si hay alguien acusado, el Ejército de Nicaragua es respetuoso de las leyes. Bajo ninguna circunstancia el Ejército de Nicaragua efectuará acciones para que el acusado evada el proceso judicial correspondiente”, respondió a LA PRENSA el vocero de la institución militar, coronel Manuel Guevara Rocha.

Sin embargo, no supo responder por qué el denunciado no ha sido suspendido de sus funciones, en la Academia Militar.

“El proceso se ha seguido… le reafirmo en este caso, el Ejército es respetuoso de las leyes”, fue la respuesta escueta de Guevara.

No obstante, un escrito dirigido por la denunciante y expareja del capitán al jefe de Auditoría Militar, coronel Léster Gallo Sandoval, contradice lo expresado por el portavoz militar.

En el escrito la mujer le refiere que el 4 de mayo pasado, el jefe de Asesoría Legal, coronel Ricardo Alfonso Estrada, la citó bajo engaños en las instalaciones del Estado Mayor, con el argumento de que pretendía conocer mayores detalles sobre su denuncia contra el militar.

Pero al llegar a la institución militar se encontraban el coronel José David Zelaya Talavera, jefe de la Academia Militar, el denunciado —quien tiene medidas cautelares de no acercarse a ella a 200 metros— y el teniente coronel Pedro López.

“En dicho encuentro los oficiales mencionados tenían como objetivo llegar a una mediación conmigo ante las denuncias por los delitos cometidos en contra de mi persona y mi menor hija… a lo cual no accedí, porque estaban violentando mis derechos y no era el lugar competente para realizar este proceso”, relata la denunciante.

CPDH ACOMPAÑA A VÍCTIMA

“Debería saber que no existe mediación para ese delito contra una menor, sería inmoral que el Ejército propicie una mediación”, criticó Pablo Cuevas, quien ha brindado acompañamiento a la víctima por parte de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Cuevas recordó que existe una comprobación del Instituto de Medicina Legal (IML) de que la niña fue violada y que se lo confirma a la Fiscalía.

Ese mismo 4 de mayo, expresa la denunciante al jefe de Auditoría Militar, el capitán la llamó a su teléfono celular para amenazarla.

“Te vas a arrepentir de lo que estás haciendo, hagás lo que hagás no me vas a destruir, no estoy solo, el Ejército me está protegiendo desde el momento que no me entregaron y me está dando acompañamiento”, señala la víctima, al tiempo que pide evite la salida al extranjero, como pretende el denunciado para burlar la justicia.