Cetrex esconde información pública

El Centro de Trámites de las Exportaciones eliminó por completo de su página web cualquier forma de dar seguimiento a las principales empresas exportadoras de Nicaragua y no brinda la información

El Gobierno está restringiendo el acceso a toda información pública que permita conocer los negocios del consorcio de empresas de Albanisa. LA PRENSA/ARCHIVO

El Centro de Trámites de las Exportaciones eliminó por completo de su página web cualquier forma de dar seguimiento a las principales empresas exportadoras de Nicaragua y no brinda la información, aunque se solicite.

Hasta junio pasado la institución del Estado publicaba en su sección de estadísticas la lista de las principales veinte empresas exportadoras del país, de todos los sectores. Adicionalmente, en el reporte de la venta de la cosecha cafetalera se publicaba el desglose de exportaciones de café por empresa.

Extraoficialmente representantes del sector exportador dijeron a LA PRENSA que las autoridades tanto de Cetrex como del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) les dijeron que la información fue retirada “por orden de la Presidencia” para evitar que se conociera a detalle las cifras de exportaciones de Alba Alimentos de Nicaragua SA (Albalinisa).

Por ser información pública —como ya se ha hecho en otras ocasiones— se solicitaron las cifras de los principales exportadores a la oficina de estadísticas del Cetrex desde el 30 de julio pasado y se reenvió la solicitud el miércoles pasado, sin obtener respuesta.

DIRECTOR CALLA

Se llamó en reiteradas ocasiones al titular del Cetrex, Humberto Argüello, pero se negó a hacer declaraciones.

Argüello asumió la dirección ejecutiva del Cetrex tras el fallecimiento de Jorge Molina Lacayo a finales del año pasado. En los 14 años que Molina estuvo al frente del Cetrex se caracterizó por transparentar la información y brindarla cada vez que se requería.

ALBALINISA, “EJEMPLO” DE CRECIMIENTO

Alba Alimentos de Nicaragua (Albalinisa) era hasta los últimos informes publicados por el Cetrex la principal empresa exportadora del país, “destronando” a empresas nacionales que por muchos años habían liderado las ventas al exterior.

Esa compañía es parte del consorcio Alba de Nicaragua SA (Albanisa), ligado a la familia presidencial y creado gracias al acuerdo petrolero con Venezuela.

En 2008 Albalinisa ni siquiera aparecía en el listado de empresas exportadoras que publicaba el Cetrex. El 2009 fue el primer año en que esa compañía reportó exportaciones con 3.08 millones de dólares en todo el año, cifra que en 2014 llegó a 154.15 millones.

Según las estadísticas que dejó de publicar el Cetrex, el incremento en las ventas de Albalinisa es empujado por los envíos de café a Venezuela.

OCULTAN VENTA DE PETRÓLEO

Al ocultar los datos de las empresas Cetrex evita que también se conozca el comportamiento de Albanisa, que desde 2012 exporta petróleo a El Salvador.

Albanisa intermedia la importación del crudo y combustibles entre las distribuidoras en Nicaragua con Venezuela. Pero la compañía también comercializa a lo interno el petróleo.

Y según los datos disponibles, habría extendido las exportaciones a Honduras, Guatemala y Costa Rica.

El portal electrónico de Cetrex no proporciona el detalle por empresas, pero sí el registro general de las exportaciones de los productos a los diferentes mercados.

Entre enero y el 8 de agosto de 2015 se exportó 8.9 millones de dólares en petróleo y sus derivados. Los mayores montos se vendieron a El Salvador (US$$2.3 millones) y Costa Rica (US$$2.9 millones) y el restante a Guatemala (US$$1.9 millones) y a Honduras.

Otra institución que adoptó la práctica de no publicar estadísticas oficiales es el Ministerio de Energía y Minas (MEM). El último reporte disponible en su página web sobre el comportamiento mensual de las importaciones de petróleo, combustibles y otros derivados es de octubre de 2014.

El MEM facilitaba en sus reportes una radiografía completa del mercado de los hidrocarburos, permitiendo conocer la compra por volumen y en divisas del petróleo, gasolinas, diesel, el gas licuado, del búnker y otros solventes.

El detalle de los informes del Ministerio de Energía incluso era del ranking de las empresas en sus importaciones y comercialización interna.