Culmina evaluación psiquiátrica del dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt

El abogado Jaime Hernández, quien forma parte de la defensa del exdictador, le confirmó a Acán-Efe que los psiquiatras a cargo de la evaluación de exjefe de Estado de facto informaron al tribunal y al Ministerio Público que culminaron su labor y que no era necesario continuar con el internamiento, que duró siete días.

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt (1982-1983), al momento de ser internado en un hospital privado para su evaluación psiquiátrica. LA PRENSA/EFE/Esteban Biba

El exmilitar golpista guatemalteco (1982-1983) José Efraín Ríos Montt volvió a su residencia tras ser sometido a evaluaciones psiquiátricas para definir si está en capacidad de enfrentar un nuevo juicio por genocidio.

El abogado Jaime Hernández, quien forma parte de la defensa del exdictador, le confirmó a Acán-Efe que los psiquiatras a cargo de la evaluación de exjefe de Estado de facto informaron al tribunal y al Ministerio Público que culminaron su labor y que no era necesario continuar con el internamiento, que duró siete días.

El tribunal a cargo del caso conocerá el próximo 18 de agosto en una audiencia los resultados de las evaluaciones físicas y psiquiátricas realizadas al exmilitar de 86 años, para determinar si está en condiciones de enfrentar la acusación de genocidio en su contra.

La salida de Ríos Montt del centro hospitalario Los Pinos, situado en la Ciudad de Guatemala, estaba programada originalmente para el próximo fin de semana.

«El general ha sido trasladado a su casa. Nosotros no sabíamos del traslado y fue hasta esta mañana que nos avisaron después de que el Ministerio Público notificó al hospital», aseveró Hernández.

El político y exdiputado está acusado de genocidio por la muerte de 1.771 indígenas ixiles y mayas a manos del Ejército de Guatemala durante su régimen como facto, tras llegar al a presidencia del país en 1982 con un golpe de Estado.

«El traslado es excelente para nosotros, pues íbamos a plantear acciones judiciales porque lo están torturando mentalmente. Lo llegaban a buscar para examinarlo a las 10 de la noche y a una persona nonagenaria como él, esto es muy difícil», destacó Hernández.

El abogado aseguró que su defendido «volvió a su casa con una salud más deteriorada de la que se fue», tal y como «lo había advertido» el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) en un informe previo.

«No se podrá decir que (Ríos Montt) estaba siendo drogado, pues el Ministerio Público ha estado a la par de él las 24 horas, desde que ingresó a su salida», aclaró.

Los resultados de los exámenes serán entregados a la jueza María Eugenia Castellanos, que preside el Tribunal B de Mayor Riesgo, a cargo del juicio en contra del exmilitar.

La defensa ha argumentado que Ríos Montt no está en condiciones de afrontar el proceso judicial, apoyado en un informe del mismo INACIF, pero que es cuestionado por la Fiscalía.

El exjefe de facto fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por genocidio y deberes contra la humanidad -como se tipifica en Guatemala el delito de lesa humanidad-, pero 10 días después la Corte de

Constitucionalidad, máximo tribunal del país, anuló la sentencia por irregularidades en el proceso judicial.

El ingreso de Ríos Montt al hospital privado fue solicitado por la Fiscalía del MP, con el objetivo de que los exámenes médicos fueran llevados a cabo de manera «transparente» y «confiable».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: