Circulación ahora es ágil

Mientras que el paso a desnivel en Rubenia continúa cerrado porque aún se le dan retoques, en Sabana Grande ya se abrió la vía que está ubicada entre los antiguos rieles y el residencial Ríos de Agua Viva, tramo que forma parte de la ruta alterna de Carretera a Masaya.

La empresa encargada de ejecutar la segunda etapa de la vía alerta Country Club-Sabana Grande, ya abrió el paso en esta zona. LAPRENSA/M. ESQUIVEL

Mientras que el paso a desnivel en Rubenia continúa cerrado porque aún se le dan retoques, en Sabana Grande ya se abrió la vía que está ubicada entre los antiguos rieles y el residencial Ríos de Agua Viva, tramo que forma parte de la ruta alterna de Carretera a Masaya.

En una visita realizada por LA PRENSA se observó que el proyecto de Sabana Grande está casi finalizado, que a la vía de setecientos metros lineales solo le faltan algunas partes para pavimentar, quedando pendiente la construcción de las aceras.

Según los obreros, la obra estará culminada a inicios de septiembre, cuando ya estén construidas las aceras y la nueva canaleta se haya conectado a un sistema de drenaje que pasa por el complejo habitacional Villa Dignidad.

Estos trabajos, junto a la construcción de dos carriles, con una longitud de cuatro kilómetros, corresponden a la segunda etapa de la vía alterna Country Club-Sabana Grande, cuyo costo es de 69.4 millones de córdobas y fue respaldado en su mayoría por la Embajada de Japón en Nicaragua.

El proyecto inició en abril pasado y estaba previsto por la Alcaldía de Managua que finalizara a más tardar en julio.

Fernando Palma, director del área de Proyectos de la municipalidad, dijo que en noviembre se sentarán con los japoneses en busca de un financiamiento para construir la tercera etapa, que sería duplicar los dos carriles entre el Country Club y la intersección de las Cuatro Esquinas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: