Microcrédito se recupera

La regulación que desde mediados de 2012 se está implementando en las instituciones de microfinanzas empieza a dar frutos. El sector ya está alcanzando los niveles de cartera de 2008, es decir, de antes de la crisis de mora que se profundizó a partir de 2009

Durante el II Foro Nicaragüense de Microfinanzas, Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, cuestionó que los fondeadores de microcréditos sigan prestando con altas tasas de intereses a Nicaragua. LA PRENSA/J. TORRES

La regulación que desde mediados de 2012 se está implementando en las instituciones de microfinanzas empieza a dar frutos. El sector ya está alcanzando los niveles de cartera de 2008, es decir, de antes de la crisis de mora que se profundizó a partir de 2009, pero las altas tasas de interés continúan bajo lupa.

Jim Madriz, presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), dijo que desde la conformación de este ente regulador se han emitido 18 normativas y unas 31 entidades están inscritas oficialmente, además de otras diez que están en proceso de registro. Las normas, según Madriz, están relacionadas con el gobierno corporativo, protección al consumidor, normas de auditorías internas y externas, entre otras.

“El sector ha crecido y muy bien, la industria de microfinanzas ya ha llegado a los niveles (de cartera) que tenían en 2008”, afirmó Madriz previo a la inauguración del II Foro Nicaragüense de Microfinanzas, que finaliza hoy en Managua.

Las 31 entidades de microfinanzas, según la presidenta de Conami, tienen actualmente 254 millones de dólares en créditos y unos 450,000 clientes. Al cierre de 2008, según cifras de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif) y que agremia a 22 entidades, tenía en cartera 246.08 millones de dólares y 350,382 clientes.

ARCE: TASAS SIGUEN ALTAS

Durante el foro, el asesor para Asuntos Económicos de la Presidencia, Bayardo Arce, señaló que si bien se ha avanzado bastante para mejorar la seguridad jurídica del negocio del microcrédito, criticó que todavía las tasas de intereses sigan altas.

Al ser consultado sobre el impacto de la regulación en las tasas del microcrédito Arce dijo: “Creo que todavía siguen siendo altas, vamos a hacerle un llamado a los organismos internacionales, porque para eso hicimos esta dinámica de Conami”.

Alfredo Alaniz, director ejecutivo de Asomif, afirmó que los niveles de tasas que se cobran en Nicaragua obedecen al riesgo país, que sigue siendo alto. “Esperamos que con la mejora de la calificación de Moody’s se contribuya a bajar esos costos financieros por lo menos en los próximos dos años”, afirmó.

Igualmente Alaniz atribuyó las tasas a los costos operativos de las instituciones, por lo que hay “límites mínimos de las tasas difíciles de reducir, creemos que la mejor vía para reducirlas es hacer instituciones más grandes, tener escala, tener volumen para poder distribuir los costos operativos en un mayor número de usuarios”.

A eso se debe añadir la necesidad de que se incorpore más tecnología en las operaciones de las microfinanzas para “masificar la entrega de crédito y reducir los costos de transacción de los créditos”.

Además Alaniz destacó que la regulación está ayudando al sector a buscar la eficiencia y recordó que por ahora solo Nicaragua y Honduras tienen marco jurídico en este campo financiero.

  30-34 %  anual oscila la tasa de interés que se cobra en el microcrédito a nivel de Centroamérica, según estima Alfredo Alaniz, director ejecutivo de Asomif, un nivel que estaría en el estándar internacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: