Daniel Ortega sale en defensa de Samir Matamoros

“No hirió con los disparos a nadie, está claro que no disparó a matar”, alegó Ortega, quien antes había reaccionado a las críticas por este hecho. “Salió un muchacho con unos cuatro tiros que no quería matar a nadie y el escándalo”, sostuvo ayer Ortega.

En el 36 aniversario de la Policía, ascienden a siete oficiales a comisionados generales y otros 30 a comisionados mayores. LA PRENSA/O. NAVARRETE

El presidente inconstitucional Daniel Ortega, no solo justificó ayer la actuación del pistolero Samir Antonio Matamoros, quien disparó contra un grupo de personas durante la protesta del miércoles 2 de septiembre, sino que minimizó la exposición de personas al peligro que hubo a causa de este incidente.

“No hirió con los disparos a nadie, está claro que no disparó a matar”, alegó Ortega, quien antes había reaccionado a las críticas por este hecho. “Salió un muchacho con unos cuatro tiros que no quería matar a nadie y el escándalo”, sostuvo ayer Ortega. Tras apuntar “que no satisface que esté detenido y está puesto a la orden del juez”.

“¿Qué hubiera pasado si la Policía allí en Metrocentro, hubiese reaccionado como reacciona la Policía norteamericana contra los jóvenes negros y agarra a balazo a ese muchacho y lo mata?”, criticó Ortega.

A la par de esta defensa emprendida a favor de Matamoros, destaca el hecho de que uno de los oficiales ascendidos a comisionado mayor, durante el 36 aniversario de la Policía Nacional, es el comisionado Juan Valle Valle. El mismo que no observó cuando el pistolero golpeaba, disparaba y escapaba del sitio del incidente apoyado por un motorizado.

Antes Ortega había reaccionado por las críticas a la Policía por la detención de tres campesinos sospechosos de asesinar a cinco policías en el sector del Polo de Desarrollo Daniel Guido, en Punta Gorda.

Y reclamó: “¿Quién pide castigo para los que asesinaron a esos cinco hermanos policías … yo lo que veo es que están pidiendo por los asesinos. Total es que los asesinos ahora son las víctimas y los asesinados? Y las familias de los asesinados dónde están?”, criticó Ortega, al tiempo que señaló, “ese dolor no se refleja en los grandes medios de comunicación”.

“Los policías, y se los digo a esos que los ven como perros, no son perros los policías, no son perros rabiosos, porque los mismos que difaman y calumnian a la Policía y el Ejército, son los primeros en buscar a la Policía y al Ejército cuando sienten inseguridad”, reaccionó iracundo Ortega .

Antes, la jefa de facto de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, había referido que en el año habían perecido 14 policías, incluidos los cinco asesinados en Punta Gorda. Ortega mencionó dos últimos casos, uno en Mulukukú y otro en Las Minas.

Antes Granera se había referido a este hecho sangriento y a la masacre de Las Jagüitas, que son dos acontecimientos ocurridos durante el presente año “que nos han sacudido las entrañas”.

Granera lamentó la tragedia de Las Jagüitas, que ha sido “una tragedia en el más estricto sentido de la palabra”.

ESPECULAN CON TIERRAS COMUNITARIAS

El presidente inconstitucional Daniel Ortega, también se refirió a los enfrentamientos en comunidades de Waspam, “con armas de cacerías, de repente quedó allí un fusil de la época de la guerra y lo sacan”, para desalojar a los colonos.

Es una invasión donde hay complicidad de algunos comunitarios, dijo Ortega, quien precisó que hay algunos casos de comunitarios que “cayeron en la especulación”, que han vendido tierras, pese a que son propiedades comunitarias. Mencionó por ejemplo, que hubo intentos de vender tierras en Bosawás a unos inversionistas canadienses, para una concesión minera a cielo abierto.

2,800 policías serán ascendidos este año en saludo del 36 aniversario de fundación de la Policía. Siete de ellos fueron ascendidos ayer a comisionados generales y 30 a comisionados mayores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: