Juez no vio antecedentes de pistolero

El Juez Tercero Local Penal de Managua, Ernesto Rodríguez, tomó como atenuantes o circunstancias favorables para disminuir las penas a Samir Matamoros, mejor conocido como "el pistolero de Metrocentro", la admisión de hechos y la falta de antecedentes penales, según sentencia que rola en el expediente electrónico del caso.

Samir Matamoros realizó varios disparos el pasado 3 de septiembre en el sector de Metrocentro, contra manifestantes plantados frente al CSE. LA PRENSA / ARCHIVO JORGE TORRES

El Juez Tercero Local Penal de Managua, Ernesto Rodríguez, tomó como atenuantes o circunstancias favorables para disminuir las penas a Samir Matamoros, mejor conocido como “el pistolero de Metrocentro”, la admisión de hechos y la falta de antecedentes penales, según sentencia que rola en el expediente electrónico del caso.

Matamoros fue condenado a cuatro años de cárcel por homicidio frustrado, exposición de personas al peligro y posesión ilegal de arma de fuego. Fue detenido el 3 de septiembre, después de golpear a una persona con la cacha de un arma y realizar al menos cuatro disparos contra personas que protestaban frente al Consejo Supremo Electoral.

“Al proceso no fue incorporado ningún elemento probatorio que indique o compruebe que el acusado tiene antecedentes penales por delitos igual o distinto, es decir no tiene una conducta reincidente en conductas delictivas…”, dice la sentencia del juez.

Contrario a lo dicho por el judicial, Matamoros tiene una sentencia condenatoria por robo con violencia que culminó en el 2008, dictada por el Juzgado Séptimo Penal de Juicio de Managua y una causa por robo agravado y tenencia ilegal de arma de fuego, misma que se encuentra en suspenso en el Juzgado Séptimo Penal de Audiencia de Managua, desde junio de este año, porque la Fiscalía no presentó los medios de prueba, según archivos judiciales.

El juez continuó argumentando en su resolución, que para efectos ilustrativos se considera reincidente el que tenga una sentencia condenatoria en los últimos cinco años por un delito doloso.

“La reincidencia es una agravante, pero ante la falta de esta se vuelve una atenuante la falta de reincidencia como acá donde no quedó comprobado fehacientemente que el acusado tenga antecedentes. La reincidencia debe ser acreditada con documentos indubitados (sentencia judicial firme)”, argumentó el judicial Rodríguez en su sentencia.

En otros casos la Fiscalía ha presentado los antecedentes penales de los procesados, aunque estos no estén en los últimos cinco años y han sido aceptados por los judiciales para valorar el alto grado de peligrosidad del procesado para la sociedad nicaragüense.

Rodríguez después de argumentar la falta de antecedentes de Samir Matamoros, lo condenó a cuatro años de cárcel sumando todas las penas mínimas, de los cuales tres son por homicidio frustrado, un año por exposición de personas al peligro y treinta días multa por posesión ilegal de armas.

Además ordenó que se deberán cumplir de forma simultánea es decir que en vez de cuatro años de cárcel solo cumplirá tres años de prisión. Esta situación legal deja al condenado a optar a la libertad condicional o arresto domiciliar o a cualquier beneficio que establece la ley.

DE VICTIMARIO A VÍCTIMA

Samir “el pistolero” no solo fue tratado con paños suaves por la Policía Nacional, quien no lo detuvo en el momento que cometió el delito a pesar de que lo hizo enfrente de ellos, sino que también fue tratado con benevolencia por el Ministerio Público, de acuerdo con el resumen de la acusación que presentó el juez Ernesto Rodríguez en su sentencia, Samir Matamoros fue víctima de los protestantes que estaban frente al Consejo Supremo Electoral.

“El 3 de septiembre a eso de las 9:30 a.m., el joven Samir pasaba por el sector de Metrocentro y como el tráfico vehicular estaba obstruido se fue por el lado de la parada de buses donde fue agredido por las personas que estaban ahí, le lanzaron piedras y otros objetos, lo que le molestó y le propinó un golpe a Chester Alonso Jiménez, (uno de los manifestantes) con la cacha del arma que portaba y luego realizó un disparo al aire”, se lee en la sentencia.

Según los hechos ocurridos ese día y que fueron documentados por los diferentes medios de comunicación, Samir realizó más de un disparo contra la multitud, no fue un disparo al aire, como dice la acusación, hasta el presidente inconstitucional Daniel Ortega, dijo que fueron cuatro disparos.

“Salió un muchacho que voló cuatro tiros, pero que no quería matar a nadie. El escándalo es porque está detenido y está puesto a la orden del juez, pero no satisface a nadie. Está claro que no disparó a matar”, dijo Ortega, el jueves pasado, en el acto de conmemoración de los 36 años de la fundación de la Policía Nacional.

PROCESO JUDICIAL A PUERTA CERRADA

Todo el proceso judicial contra Samir Matamoros fue a puerta cerrada para los medios de comunicación independientes, por órdenes del Juez Tercero Local Penal de Managua, Ernesto Rodríguez.

Durante la lectura de sentencia estuvo presente la fiscal Patricia Ruiz acompañada de la fiscal departamental Mirna Siles, según acta de audiencia de lectura de sentencia realizada el viernes pasado.

Rodríguez también ha negado la entrada de los medios independientes a casos como el de Milton Arcia y el de las médicas de Salud Integral, señaladas de negligencia médica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: