Violencia en Chichigalpa

Cuatro agentes de la Policía Nacional lesionados, así como el saqueo a una tienda de una gasolinera y un cajero automático dañado dejó el enfrentamiento de las fuerzas especiales con miembros de la Asociación de pacientes con Insuficiencia Renal Crónica (IRC) en la entrada a Chichigalpa, Chinandega.

El enfrentamiento dejó cuantiosos daños en la tienda de una gasolinera, además de cuatro policías heridos y tres detenidos. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

Cuatro agentes de la Policía Nacional lesionados, así como el saqueo a una tienda de una gasolinera y un cajero automático dañado dejó el enfrentamiento de las fuerzas especiales con miembros de la Asociación de pacientes con Insuficiencia Renal Crónica (IRC) en la entrada a Chichigalpa, Chinandega.

Los miembros de la organización, algunos con capuchas, reclamaban indemnizaciones por la enfermedad y otros beneficios.

Los que protestaban pidieron la liberación de Jorge Luis Nicoya, uno de los líderes de la organización que regresaba de León y fue detenido cuando se le encontró cuatro docenas y media de bombas para morteros. Dijeron que si este era liberado, dejarían la protesta.

La protesta inició en horas de la mañana y aún por la noche los protestantes y antimotines que llegaron de Managua se mantenían en la zona. Las piedras destacaban a lo largo del pavimento en la entrada de Chichigalpa, conocida como el sector Los Rieles.

Morteros y piedras salieron a relucir en la protesta y la Policía respondió con gas lacrimógeno.

Los manifestantes culparon del saqueo de la tienda a pandilleros de barrios aledaños. También se reporta que los antisociales ingresaron a la escuela pública de primaria Francisca González, de donde sustrajeron algunos víveres.

La comisionada mayor Fátima Flores, jefa de la Policía en Chinandega, informó que trataban de controlar la situación y confirmó de los cuatro agentes lesionados, dos hombres y dos mujeres.

Por la noche se informó que había tres detenidos, entre ellos una mujer.

Los afectados de IRC han protagonizado el cierre de la entrada de la ciudad hasta por 14 días, lo que generó marchas de la población, que dijo sentirse secuestrada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: