Voces de Marina

Para el poeta Francisco Larios, traductor del poemario al inglés, la poeta “construye una cartografía de la vida, de la condición humana. Debe decirse que es una visión esperanzadora”, así de “serena adaptación a la realidad que transcurre cambiante, y que la poeta retrata con evidente deleite”.

LA PRENSA/CORTESÍA

Marina Moncada debuta con Memoria desplomada, edición español-inglés, un libro en el que ella se transfigura. Es “desdoblamiento de mi semibiografía en poemas” dice Marina, con temas que aluden a la familia, amor, dolor, soledad y muerte.

“En la literatura uno se desdobla y podés usar varias voces,  como psicóloga así lo miro. Y también  veo que no  todo lo que sucede en un poema es mi vida”, advierte Moncada al referirse a sus vivencias .
A propósito cita su poema Estigma glorioso, dedicado a su hermano. El hablante es la voz de un varón que se desdobla en la de un soldado. “Mi hermano no fue soldado pero es mi homenaje a él y su vida”, explica. A inicios del año 2000, el primer poema que escribió fue a su padre Gustavo Moncada Estrada. En años recientes el titulado A los 60. Este es “lúdico e irónico”, dice porque trata el tema de la menopausia y la vanidad femenina al cuestionar la cirugía plástica.

Para el poeta Francisco Larios, traductor del poemario al inglés, la poeta “construye una cartografía de la vida, de la condición humana. Debe decirse que es una visión esperanzadora”, así de “serena adaptación a la realidad que transcurre cambiante, y que la poeta retrata con evidente deleite”.

Para Carlos M. Castro, Moncada expresa: “En pasajes de una lucidez inesperada, como una experta fotógrafa urbana, satírica o antropóloga de la sociedad ‘primermundista’ donde desde hace media vida ha debido reinventarse, tras abandonar su patria en 1979”.

No obstante, Franklin Caldera, sostiene que la poeta combina la “precisión verbal y delicadeza de sentimientos”; asimismo sus versos expresan una “profunda soledad interior en medio de la abundancia”.

 SOBRE LA AUTORA

Se define como “una escritora tardía pero de lectura temprana”. Crimen y castigo, de Dostoyevski, fue el primer libro que leyó a sus doce años. Con estudios de psicología, ha impartido clases en la Universidad Centroamericana, y atendido programas de prevención del alcoholismo y drogas en Los Ángeles, Estados Unidos.

CAMINOS

El poemario  Memoria desplomada de Marina Moncada presenta tres secciones, Escombros de memoria, Trampas de la memoria, y Sonidos del recuerdo. Y un cuento al final del índice titulado, Juegos de azar.

“Estos versos tienen que ver con mi vida y son semiautobiográficos”, explica Moncada. Y su intención es dejar su memoria poética a sus hijos, nietos y nuevas generaciones de nicaragüenses nacidos en Los Ángeles, California donde reside.
Marina Moncada nació en junio de 1949, en Managua.

TOME NOTA

Memoria desplomada, se presenta hoy a las 6:30 p.m., en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (Primera entrada Las Colinas, siete cuadras arriba).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: