Familiar de paciente quiebra vidrio de puerta de hospital de Rivas

Álvaro Ezequiel Rodríguez Solís, tuvo que mediar con las autoridades del hospital Gaspar García Laviana de Rivas, y comprometerse a pagar el vidrio de una puerta de ese centro asistencial, que él mismo, rompió de un golpe en un momento de ira, porque presuntamente no le permitieron el ingreso a las salas de pacientes, donde estaba internado un familiar.

Ciudadano molesto con la regulación interna del hospital de Rivas, quiebra puerta de vidrio de un golpe, porque no lo dejaron entrar a ver a un familiar internado en ese centro asistencial, y le dijeron que sólo a la hora de visita. LA PRENSA / R. Villareal

Álvaro Ezequiel Rodríguez Solís, tuvo que mediar con las autoridades del hospital Gaspar García Laviana de Rivas, y comprometerse a pagar el vidrio de una puerta de ese centro asistencial, que él mismo, rompió de un golpe en un momento de ira, porque presuntamente no le permitieron el ingreso a las salas de pacientes, donde estaba internado un familiar.

De acuerdo con el capitán Elio Martínez vocero de la Policía de Rivas, este incidente investigado como un daño menor, ocurrió a las 10:20 a.m. de este miércoles, en el área de consulta externa del hospital rivense, en la puerta de acceso a las salas de pacientes internados.

Rodríguez llegó a la puerta para ingresar a ver un familiar, y el guarda de seguridad le explicó que la visita era a las 12:00 del mediodía, “y el ciudadano se molestó, ofendió al guarda y quebró el vidrio de la puerta de un golpe, y al lugar tuvo que presentarse una patrulla de la Policía Nacional, y se trajeron detenido al ciudadano” explicó Martínez.

Este daño fue denunciado en la Policía de Rivas, por Adolfo Martín Segura Espinoza, responsable de servicios generales del hospital rivense, detalló el vocero policial rivense.

Un trabajador del hospital Gaspar García Laviana de Rivas, dijo bajo el anonimato, que los problemas de los pobladores con los trabajadores de ese hospital son constantes. “La gente siempre se está quejando, y viera como nos ofenden, y los guardas de seguridad y las enfermeras son los que sacan la peor parte, y la gente no quiere entender que el hospital también tiene sus normas y hay que respetarlas, ahora este señor, ni entró a ver a su familiar, estuvo detenido y tiene que gastar en ese vidrio y todo eso lo podemos evitar con paciencia, esperando su turno para entrar o para ser atendido” comentó el trabajador.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: