Una inversión inteligente

Una empresa grandiosa, logra cierta independencia de precios respecto a los altibajos del mercado, tiene fuerte presencia de marca y se da modos de relacionar su producto con “la felicidad” de sus consumidores.

Siguiendo la línea de pensamiento de Warren Buffet, uno de los inversionistas más ricos del mundo, llegamos a valiosas lecciones sobre lo que hace un inversionista inteligente:

1. Más que una cuota (participación) de mercado, busca una empresa que posea una “cuota de mente”, vale decir que esté bien posicionada en la cabeza de la gente (se vende porque a la gente le gusta).

Una empresa grandiosa, logra cierta independencia de precios respecto a los altibajos del mercado, tiene fuerte presencia de marca y se da modos de relacionar su producto con “la felicidad” de sus consumidores.

Las mejores empresas son las que venden un producto fácil de entender, de consumo masivo, necesario para vivir y con una excelente presencia de marca. Para muestra, Warren Buffet posee participaciones accionarias importantes en Coca-Cola y Gillette.

2. Debe haber una razón de fondo para invertir en la empresa. Cuando se mira al espejo y considera la información disponible sobre la empresa, su decisión debe ser lo suficientemente buena/sólida como para desear mantener la inversión durante mucho tiempo.

Tres conceptos que considera Buffet para invertir son:

a) si puede entender bien el negocio, b) si le gustan los gerentes (su administración) y c) si las acciones de la empresa se han vendido históricamente a buenos precios.
Para identificar una empresa sólida, investiga si la misma pagó dividendos sostenibles en el tiempo; lo que da una idea de si la misma viene siendo adecuadamente administrada.

Súbase a un caballo ganador. Identifique si la empresa ha tenido el poder de hacer crecer su precio unitario en el tiempo (poder de marca). Analice gráficas históricas de varios años de la empresa en sus tendencias de precios de venta, valor de sus acciones, utilidades y pago de dividendos.

3. De lo bueno, poco. Invierta en pocas empresas; pero que sean muy buenas. Empresas con una fortaleza de marca capaz de seguir produciendo más y más en el tiempo, aún si llegasen a ser dirigidas por un incompetente.

Buffet procura encontrar una buena idea de inversión por año; pero también toma en cuenta el momento propicio para invertir.
La mayoría de la gente compra cuando hay euforia en el mercado y vende cuando hay pánico.

Buffet recomienda lo contrario: comprar (a buen precio), cuando la gente entra en pánico y vender cuando el mercado entra en euforia (no obstante su estrategia de inversión no es de compraventa si no de compra y mantenimiento a largo plazo, beneficiándose de las utilidades).

(*)educacionfinancieranic@gmail.com

Aprende más en: www.123libertadfinanciera.com ?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: