Aún no venden tomate por libra

“Yo quisiera rectificar porque las ventas para estos productos se van a mantener en las medidas tradicionales, que son balde, medio balde, cajilla, media cajilla y puño, para ambos productos. El comerciante no tendrá por qué vender por libra a los consumidores”, explicó Hernández.

Aunque este domingo se esperaba una nueva modalidad para la venta de tomates y chiltomas, tanto en el Oriental como en el Mayoreo, estos productos se seguían vendiendo por balde o por docena y no por libra, como se había anunciado.

Según José Luis Hernández, representante del sector chiltoma y tomate del Mercado de Mayoreo y miembro de la Comisión Negociadora de Comerciantes, este acuerdo de compra y venta por libra aplica solamente para el intercambio comercial entre productores y comerciantes, contrario a lo que se dijo la semana pasada.

“Yo quisiera rectificar porque las ventas para estos productos se van a mantener en las medidas tradicionales, que son balde, medio balde, cajilla, media cajilla y puño, para ambos productos. El comerciante no tendrá por qué vender por libra a los consumidores”, explicó Hernández.

Según Hernández, la medida se utilizó para tener mayor control de la venta de estos dos productos, pues al ofrecerlo por caja, cajilla o malla los productores estaban perdiendo, “cuando se vende así por mayor no se sabe cuántas libras vienen y es ahí donde ellos (los productores) sentían que estaban perdiendo, por eso llegamos a este acuerdo”, dijo Hernández, quien agregó que esta nueva forma no debe afectar el precio “porque eso se fija de acuerdo con otros factores, como oferta y demanda”.

PRECIO PROPORCIONAL

Por eso los comerciantes sacan una relación de las libras que están comprando para establecer un precio justo, al menos así lo hizo Fidel González, comerciante de perecederos, quien este domingo compró la caja de tomates, que contiene aproximadamente 60 libras, en 430 córdobas.

“Si sacamos la relación cada libra me salió a mí en casi ocho córdobas y así la damos a diez”, explicó el comerciante.

Es así que ayer por la mañana González armó sus baldes medianos con 3.5 libras cada uno y estableció el precio en 35 córdobas, porque “aunque no le vendamos así al consumidor nosotros ya sabemos cómo debemos de sacar el precio según las libras. Solamente si alguien lo pide le venderemos libreado”, dijo el comerciante.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: