Aconsejan no viajar a Egipto por atentados

Francia, Bélgica y Holanda se suman al Reino Unido, que el miércoles suspendió los vuelos hacia Sharm el Sheij por temor a un posible atentado terrorista.

La piscina de un hotel frente al río Nilo luce casi vacía por la falta de turistas, que han cancelado sus reservaciones. LAPRENSA/AFP

Francia, Bélgica y Holanda advirtieron ayer a sus ciudadanos que no viajen a Egipto, mientras Irlanda y la aerolínea alemana Lufthansa suspendieron “por precaución” los vuelos hacia la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, de donde partió el avión ruso que el sábado cayó en la península del Sinaí, lo que según el Reino Unido y EE. UU. pudo ser provocado por una bomba a bordo.

Estos países se han sumado al Reino Unido, que el miércoles suspendió los vuelos hacia Sharm el Sheij, aunque hoy los reanudará con medidas adicionales de seguridad y solo se permitirá viajar con equipaje de mano. Esta decisión fue tomada tras una reunión en Londres entre el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.

Los Ministerios de Exteriores de Bélgica, Francia y Holanda han recomendado a sus ciudadanos no viajar a Sharm el Sheij, a menos que sea por una “razón imperativa, particularmente profesional”.

Lufthansa suspendió dos vuelos semanales de las filiales Edelweiss y Eurowings. La compañía aérea va a organizar, en coordinación con el Ministerio alemán de Relaciones Exteriores, la repatriación de sus clientes bloqueados en Egipto.

Inmediatamente después de la caída del avión, en el que murieron sus 224 ocupantes, Lufthansa anunció que dejaba de sobrevolar la península de Sinaí. Decisión similar tomó la aerolínea francesa Air France.

ACTO TERRORISTA

La pista de un acto terrorista es ahora oficialmente contemplada por el gobierno británico y por el de Estados Unidos, aunque hasta ahora para Rusia y Egipto se trata solo de especulación sin fundamento.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer en una entrevista a una emisora local que cree “ciertamente posible” que hubiera una bomba a bordo” del avión.

Decenas de turistas, en su mayoría europeos,  tratan de abordar los únicos aviones que todavía tienen permiso para volar desde Egipto.  LAPRENSA/AFP
Decenas de turistas, en su mayoría europeos, tratan de abordar los únicos aviones que todavía tienen permiso para volar desde Egipto.
LAPRENSA/AFP

Horas después de la caída del avión en su bastión del Sinaí, la rama egipcia del EI aseguró que “derribó” el avión, sin dar más detalles.

Expertos en aviación subrayan que la dispersión de los restos y cuerpos en una amplia superficie señala que el aparato se despedazó en pleno vuelo y optan también por la hipótesis de una bomba.

GOLPE A TURISMO

Este dramático episodio asesta un nuevo y duro golpe al turismo egipcio, ya afectado durante años por inestabilidad política.

Los turistas evitaban ya Egipto desde la revuelta que sacó a Hosni Mubarak del poder en 2011, a lo que siguieron tres años de caos.

Solo 9.9 millones de turistas visitaron Egipto en 2014 frente a los cerca de 15 millones en 2010, cuando esta actividad significaba 12 por ciento del PIB y 15 por ciento de los recursos en divisas del país.

“El turismo en Egipto morirá si se comprueba que fue un ataque terrorista”, dijo Hamada Nagi, de la agencia de viajes Hourghada.

Empresas de viajes rusos informaron de una baja entre treinta al cincuenta por ciento de las ventas, una “reacción” al caso del avión, según la agencia de prensa rusa Interfax.

Sharm el Sheij ya se había recuperado de una ola de atentados entre 2004 y 2006, en particular el del 23 de julio de 2005, cuando murieron setenta turistas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: