Polémica entre bomberos en Masaya

Bomberos voluntarios del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya se quejan de las deficientes condiciones en las que trabajan y fustigan la supuesta falta de rendición de cuentas de la Junta Directiva sobre los ingresos y egresos financieros de la institución de socorro.

El 87 % de los miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya es voluntario. LAPRENSA/NOEL GALLEGOS

Bomberos voluntarios del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya se quejan de las deficientes condiciones en las que trabajan y fustigan la supuesta falta de rendición de cuentas de la Junta Directiva sobre los ingresos y egresos financieros de la institución de socorro.

Señalan que no se explican por qué algunos vehículos se encuentran en mal estado y no existen gestiones para su reparación, si la entidad recibe aportes financieros del Gobierno y obtiene recursos de los servicios que presta.

“Desde hace tiempo tenemos ciertos problemas con las condiciones que prestan en la institución, porque no se está dando un buen servicio a la comunidad, porque los vehículos están en mal estado y tanto los voluntarios como los permanentes no tienen las suficientes condiciones, ni alimenticias ni uniformes, para poder atender estas emergencias”, comentó Dayan Medina Altamirano, cabo activo de la institución bomberil.

Medina Altamirano dijo que después de que entró en vigencia la Ley General de Bomberos de Nicaragua “se ha recibido ayuda de parte del Gobierno, más los servicios que se prestan, pensamos que existen los suficientes fondos para tener las condiciones adecuadas”. Los voluntarios que constituyen el 87 por ciento de las fuerzas de la institución, seguirán insistiendo para que les rindan cuentas.

El comandante Oscar Pérez Noguera, fundador del Benemérito Cuerpo de Bomberos en Masaya y actual presidente de la Junta Directiva, dijo que se rinden cuentas de las entradas y salidas económicas de las que tienen soportes y señaló que deben trabajar con escasos recursos.

Mañana domingo habrá una reunión entre ambas partes para aclarar las dudas y dar respuesta a las inconformidades.

DONACIONES

“Vivimos de donaciones. Si un traje de bombero cuesta quinientos dólares, (los bomberos de) Masaya no tiene la capacidad para comprarlo. Recibimos de la Alcaldía Municipal diez mil córdobas mensuales y están destinados exclusivamente para pagar el Seguro Social, que son 11,111 córdobas. Tenemos una planilla de más de cuarenta mil córdobas mensuales, y ¿de dónde creés que sale eso?”, dijo Óscar Pérez, presidente de la Junta Directiva.