Expresidente de la IAAF, acusado

Las autoridades francesas que investigan al expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) dijeron que uno de sus hijos también estuvo “muy activo” en una supuesta trama de corrupción para extorsionar a atletas, con exigencias de dinero a cambio de ocultar sospechas de dopaje.

Lamine Diack conversa con atletas olímpicos cuando era presidente. LA PRENSA/ARCHIVO

Las autoridades francesas que investigan al expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) dijeron que uno de sus hijos también estuvo “muy activo” en una supuesta trama de corrupción para extorsionar a atletas, con exigencias de dinero a cambio de ocultar sospechas de dopaje.

En una entrevista exclusiva con The Associated Press, la fiscal nacional francesa de delitos financieros dijo que los investigadores confirmaron que Lamine Diack, quien presidió la IAAF por casi 16 años, recibió “más de un millón de euros” (1.1 millones de dólares) como parte de la supuesta trama.

La evidencia suministrada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) —que puso en marcha la pesquisa— también apunta a que una atleta turca, al igual que atletas de Rusia, fue víctima de un intento de extorsión por parte de la familia de Diack, dijo la fiscal Eliane Houlette a la AP en su oficina en París.

Según los hallazgos de la AMA, al menos uno de los hijos de Diack se comunicó con la corredora turca Asli Cakir Alptekin pocos meses después que ganó el oro en los 1,500 metros de los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, e insinuó que ella tenía que pagar para ocultar un resultado positivo.

“Fue una especie de extorsión”, dijo Houlette. “Ella se negó”. Alptekin después fue suspendida por ocho años, por dopaje.

“El caso de esta atleta aparece en el informe que nos entregó la AMA”, señaló Houlette. Pero Alptekin no ha sido entrevistada por los tres magistrados franceses que ahora buscan determinar exactamente cuántos atletas fueron abordados, cuánto pagaron, y si Diack, como presidente de la IAAF, fue partícipe de la conspiración o sencillamente se hizo de la vista larga.

MUY ACTIVO

Lamine Diack, quien dejó la presidencia del organismo en agosto, fue detenido el domingo y liberado dos días después, luego de ser imputado con cargos preliminares de corrupción y lavado de dinero.

La fiscal dijo que el hijo de Diack, Papa Massata Diack, quien trabajaba para su padre como asesor de marketing de la IAAF, también habría tenido un papel “muy activo”.