Venta de autos sube en China

Las ventas de vehículos de pasajeros en China se incrementaron al ritmo más acelerado en siete meses después que el Gobierno rebajara un impuesto a la compra de automóviles para aumentar la débil demanda en el mayor mercado de automóviles del mundo.

LA PRENSA/BLOOMBERG

Las ventas de vehículos de pasajeros en China se incrementaron al ritmo más acelerado en siete meses después que el Gobierno rebajara un impuesto a la compra de automóviles para aumentar la débil demanda en el mayor mercado de automóviles del mundo.

Las ventas minoristas de automóviles, vehículos utilitarios deportivos y vehículos multipropósito, crecieron un 11.3 por ciento, a 1.85 millones de unidades el mes pasado, el mayor aumento mensual registrado desde marzo, según la China Passenger Car Association. Las ventas minoristas hasta fin de octubre percibieron un aumento de 6.4 por ciento, a 16.2 millones de unidades.

La reducción de impuestos, vigente hasta el fin del próximo año, rebajó a la mitad el gravamen sobre los vehículos con motores de 1.6 litros o menos, por lo que la tasa quedó en un cinco por ciento.

Las últimas medidas de estímulo se implementaron en China en medio de la crisis financiera global, al momento en que los subsidios para comprar automóviles contribuyeron a que el país superara a Estados Unidos en ventas anuales en 2009.

En esta ocasión, el estímulo se decretó tras presiones de la asociación de automóviles, debido a que la caída accionaria del verano y la desaceleración del crecimiento económico afectaron las ventas de autos. “Ahí está el efecto del doble incentivo que se sintió en octubre”, indicó Claire Su, analista de Yuanta Securities Co. Ltd., agencia de servicios financieros con sede en Taipéi.

“Los fabricantes de autos ofrecen descuentos para impulsar las ventas y la reducción de impuestos es otra ventaja. Es probable que la recuperación de la demanda de autos persista en el cuarto trimestre y en el primer trimestre del próximo año”.

A LOS SALONES DE EXPOSICIÓN

A Li Chunpei, gerente de ventas de una concesionaria de Hyundai Motor Co. en Pekín, la reducción de impuestos lo ha mantenido ocupado después de algunos meses de poco movimiento.

El número de clientes en Beijing Jingxian Ronghua Sales Co. se incrementó un veinte por ciento el mes pasado, en tanto los pedidos aumentaron un treinta por ciento, señaló Li. Las ventas de uno de los vehículos utilitarios deportivos más vendidos de la marca, el Tucson, se triplicaron en octubre en relación con septiembre.

MÁS MEDIDAS

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China anunció ayer que vuelve a permitir ofertas públicas de acciones en las dos bolsas nacionales, Shanghái y Shenzhen, después de haber suspendido estas operaciones por la crisis bursátil de julio. Entre mediados de junio y finales de agosto las bolsas chinas experimentaron jornadas de grandes caídas y a consecuencia de estas el Gobierno chino tomó distintas medidas, entre ellas la interrupción de las ofertas públicas de acciones.