Diseñarán campaña por el “sí“ a la reelección de Evo Morales

La exministra de Comunicación Amanda Dávila y los extitulares de Gobierno (Interior) Hugo Moldiz y Culturas Pablo Groux se encargarán de la estrategia electoral del oficialismo, según publicó el diario boliviano La Razón.

LA PRENSA/AFP

Tres exministros del Gobierno boliviano diseñarán la campaña por el «sí» en el referendo que el próximo 21 de febrero planteará a los bolivianos modificar la Constitución para permitir que el presidente Evo Morales pueda volver a presentarse a las elecciones del 2019 en busca de un cuarto mandato.

La exministra de Comunicación Amanda Dávila y los extitulares de Gobierno (Interior) Hugo Moldiz y Culturas Pablo Groux se encargarán de la estrategia electoral del oficialismo, según publicó el diario boliviano La Razón.

Groux, que abandonó el gabinete de ministros en febrero pasado, avanzó que será una campaña «intensa».

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia aprobó este viernes el calendario electoral para el referendo de reforma de la Carta Magna, un día después de que el Gobierno promulgara la ley de convocatoria de la consulta popular.

Lea: Sindicatos pretenden que Evo Morales se reelija

Según ese calendario, la campaña ya está abierta y se prolongará hasta el 17 de febrero, mientras que la publicidad electoral en medios de comunicación podrá realizarse entre el 22 de enero y el 17 de febrero, aunque está prohibida la difusión de encuestas a partir del 14 de febrero

El presidente del Senado boliviano, José Alberto Gonzáles, fue el responsable de promulgar esta semana la ley del referendo al ejercer como presidente en funciones durante unas horas debido a que tanto Evo Morales como el vicepresidente, lvaro García Linera, estaban fuera del país.

El oficialista Movimiento al Socialismo se juega en esta consulta popular «poco menos que la vida», dijo Gonzáles el jueves nada más promulgar la norma, que fue impulsada por la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a los sindicatos y organizaciones afines al Gobierno.

Los bolivianos votarán el próximo 21 de febrero si están o no de acuerdo con modificar el artículo 168 de la Constitución para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, al sustituir el término «una sola vez» por «dos veces».

Si gana el «Sí», el dúo Morales y García Linera podrán presentarse a los comicios de 2019 en busca de un cuarto mandato hasta 2025.

Ambas autoridades iniciaron en enero pasado su tercer mandato tras ganar en 2014 los comicios generales, a los que pudieron presentarse gracias a un fallo del Tribunal Constitucional (TC) que avaló la tesis oficialista de que la primera gestión (2006-2010) no es válida para el cómputo porque el país se refundó como «Estado plurinacional» en 2009.

Ese argumento es el mismo que esgrimen ahora el Gobierno y el MAS para justificar la reforma que permita la nueva candidatura del actual mandatario.

El oficialismo también argumenta que Morales debe permanecer en la Presidencia hasta 2025 para asegurar el cumplimiento de la agenda con metas sociales y económicas trazadas para celebrar ese año el bicentenario de la fundación de Bolivia.

Mientras, la oposición ha anunciado que dará la batalla en instancias internacionales para impedir la reforma constitucional, al considerar que la iniciativa oficialista para permitir una nueva reelección vulnera la Carta Magna, y que el Tribunal Constitucional también violó normas y procedimientos al avalar el proceso.