El lenguaje de puños de las camisas

La camisa es una prenda que parece muy fácil de escoger, pero tiene varios elementos que debe analizar antes de invertir en la más adecuada para proyectar lo que tiene por objetivo. Uno de estos elementos es el puño.

La camisa es una prenda que parece muy fácil de escoger, pero tiene varios elementos que debe analizar antes de invertir en la más adecuada para proyectar lo que tiene por objetivo. Uno de estos elementos es el puño.

Existen diferentes tipos de puños, fíjese en los cortes que tiene y elija según su estilo: el puño más habitual es el simple y lo puede encontrar en distintas opciones. En corte recto puede tener hasta tres botones, apegado al estilo inglés. El redondo le proyectará con un estilo más cercano mientras que el puño simple de corte sesgado le proyectará como más sofisticado. Éste último es el más común en una de las mejores confecciones: la italiana.

El puño francés o doble es ideal para vestir en eventos formales y alta etiqueta. Cabe destacar que también se puede llevar en días cotidianos, aunque siempre con saco y corbata. El francés es más ancho que los anteriores y está especialmente diseñado para llevarlo con gemelos o mancuernillas. Lo puede encontrar también con cortes redondos, sesgados y rectos.

El más funcional es el puño mixto o combinado, que puede usarse con botón, quedando como de estilo simple y con mancuernillas en caso de así desearlo, gracias a que cuenta con dos ojales.

Los hay con color de contraste para voltearlos y que quede a la vista su diseño. Estos los encontrará en camisas informales y casuales. El puño debe quedar con espacio de un dedo entre este y la muñeca y su largo debe ser justo sobre el hueso que sobresale por encima de la muñeca. Recuerde que el puño siempre deberá sobresalir 1 cm por debajo del blazer o saco que acompañe el traje.

Marianela Lacayo, Asesora deImagen