Gobierno es “pinche” con los indígenas

En los últimos meses las comunidades de la Costa Caribe, especialmente en el municipio de Waspam, han sido golpeadas por la violencia provocada por la invasión y despojo de las tierras comunales de parte de colonos.

En los últimos meses las comunidades de la Costa Caribe, especialmente en el municipio de Waspam, han sido golpeadas por la violencia provocada por la invasión y despojo de las tierras comunales de parte de colonos.

Esa inestabilidad social vino a agravar las necesidades de una zona donde obtener el alimento diario, que los niños acudan a la escuela o recibir atención médica no ha sido prioridad para el Gobierno central. Así lo reflejan las asignaciones de fondos para los gobiernos territoriales que promedia para cada uno un millón de córdobas.

Los municipios que conforman esa zona están clasificados como de pobreza extrema, según el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).

Sin embargo para 2016 se asigna una transferencia de 404.94 millones de córdobas distribuidos entre 26 gobiernos territoriales, de acuerdo con el Presupuesto General de la República presentado por el Ministerio de Hacienda en la Asamblea Nacional.

La mayor parte de este pastel se lo lleva el Gobierno Regional Autónomo de la Costa Caribe Sur (RACS) y el Gobierno Regional de la Costa Caribe Norte (RACN). Juntos se llevan el 85.72 por ciento del monto presupuestario.

El RACS manejará 162.17 millones de córdobas y la RACN 184.97 millones el próximo año, es decir 25.2 y 4.94 millones de córdobas, respectivamente, más que en 2015. De esa plata apenas el treinta por ciento será para proyectos de inversión, siendo la mayoría para rehabilitación y mejoramiento de caminos.

Los aumentos por año que recibirán los gobiernos territoriales para responder a las demandas de atención social, de infraestructura, agua potable y empleos son entre doscientos mil y quinientos mil córdobas.

APOYAN CON INTERCULTURALIDAD NO CON FONDOS

Actualmente los diputados sandinistas en el parlamento argumentan que apoyan la política de interculturalidad de los pueblos originarios, pero eso no lo traducen en más presupuesto.

Corina Leiva, diputada de la Bancada Alianza del Partido Liberal Independiente (Bapli) por la RACN, ve “un discurso meramente político lo de la interculturalidad” para “calmar el descontento” que existe, según ella, por la destitución de Brooklyn River, líder de Yatama y exaliado del sandinismo, y la falta de respuesta al conflicto territorial.

“Hay falta de conciencia de parte de los gobiernos regionales porque a pesar de manejar más recursos no llevan obras para reducir la pobreza a las comunidades indígenas”.
Corina Leiva, diputada del PLI por la RACN.

“Con un millón de córdobas no se puede solucionar nada. Si fuésemos a esas comunidades nos daríamos cuenta la cruel realidad de las comunidades indígenas, ahí las miles de personas sufren de desamparo”, afirma Leiva, miembro de la Comisión de Asuntos de los Pueblos Originarios, Afrodescendientes y Regímenes Autonómicos.

Loria Raquel Dixon, legisladora sandinista y presidenta de la Comisión de Pueblos Originarios, acepta que los recursos asignados no son suficientes para resolver los problemas, pero se consuela en que al menos se les da.

Si vas a los territorios y preguntas por ese dinero igualmente hay conflicto con el uso de ese dinero (…), se tiene que ir avanzando poco a poco para  ir asegurando que los recursos sean utilizados
de forma eficiente”.
Loria Raquel Dixon, presidenta de la Comisión de Pueblos Originarios.

“Los gobiernos territoriales en años anteriores no han recibido ni un córdoba, y creo que en el Presupuesto del país se ha ido avanzando en darles, iniciamos con algunos y vamos avanzando”, afirma Dixon.

Asegura que ninguna ley ordena asignar a los gobiernos territoriales un porcentaje específico del Presupuesto público.