Más remesas

Las remesas registran hasta septiembre de este año un incremento de 4.77 por ciento, según las cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua, es decir, 39.8 millones de dólares más que en el mismo periodo del año pasado. Hasta septiembre habían ingresado al país en concepto de remesas 874.5 millones de dólares.

LA PRENSA/ARCHIVO

Las remesas registran hasta septiembre de este año un incremento de 4.77 por ciento, según las cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua, es decir, 39.8 millones de dólares más que en el mismo periodo del año pasado. Hasta septiembre habían ingresado al país en concepto de remesas 874.5 millones de dólares.

Según el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua, Rosendo Mayorga, aproximadamente el ochenta por ciento de las remesas percibidas es destinado al consumo. “El comercio, las compras de todo tipo. La remesa es un factor importante para dinamizar la economía”, apuntó.

El año pasado se recibieron 1,135.8 millones de dólares en remesas, un ingreso 5.39 por ciento mayor que lo captado en 2013. De 2012 a 2013, en cambio, el crecimiento por concepto de remesas fue de 6.26 por ciento. Esto refleja que aunque los flujos vienen en aumento, sufren una desaceleración.

En el Informe de Cooperación Oficial Externa correspondiente al primer semestre de 2015, el Banco Central situaba a las remesas como la segunda fuente de recurso externo en el país, con una representación de 4.8 por ciento del Producto Interno Bruto, después del 23.9 por ciento que representan las exportaciones de bienes y servicios.

“Las remesas ya pasaron los cien millones de dólares mensuales y definitivamente que esa es parte integrante de la totalidad de los 593 millones de dólares que van a circular fuera del Sistema Financiero en diciembre. Las remesas juegan un papel importante con más de doscientos millones de dólares que están ya circulando desde noviembre”, afirmó el presidente de la Cámara.

SIN GENERAR ACTIVIDAD ECONÓMICA

El economista y catedrático de la Universidad Centroamericana, Luis Murillo, señala que este dinero también debería ser utilizado para la generación de más dinero en el país. “No hay una política pública por parte del Estado que genere una efectividad del monto total. Por ejemplo, en el caso de El Salvador —que es uno de los países que más remesas recibe—, ellos tienen una política de subsidio y de programas hacia las pequeñas remesas para generar actividades económicas”, explicó el economista.

Murillo afirma que se está desperdiciando una oportunidad de provocar un mayor impacto en la economía nacional ocupando el dinero de remesas para la creación de pequeños negocios.

El economista señaló que el flujo de las remesas, por numerosas que sean en su totalidad, genera una fragilidad en la economía del país, porque están sujetas a la estabilidad de las políticas migratorias de los países que reciben a nuestros nacionales y depende de la situación económica a nivel mundial.

“Es decir que si la estabilidad mundial se deteriora y los países que reciben a nuestros compatriotas revierten o comienzan a sacar gente, nosotros tendríamos un doble problema: se nos disminuiría el flujo de recursos y aceptar a los migrantes generaría mayor presión económica”, argumentó Murillo, quien afirma que efectivamente el aumento en los montos anuales recibidos por las remesas es el resultado del aumento de nicaragüenses que abandonan el país en busca de mejores oportunidades laborales.

AUMENTO DESDE COSTA RICA

El Banco Central en su Informe de Remesas Familiares explica que el crecimiento de las remesas desde Costa Rica se debe a un aumento de 4.5 por ciento en las transacciones realizadas.

“Las remesas se vieron favorecidas por la recuperación del empleo, principalmente en los sectores de construcción y hogares (asistentes domésticas)”, agrega el informe.

El Banco Central cita a su vez el reporte de empleo del segundo trimestre 2015, donde señala que estas dos actividades que emplean mano de obra nicaragüense en el país vecino registraron crecimiento de 4.4 y 12.3 por ciento, respectivamente, comparado con el mismo período de 2014.

PRINCIPALES EMISORES

El Informe de Remesas Familiares del Banco Central de Nicaragua —actualizado hasta el segundo trimestre del año— destaca a Estados Unidos, Costa Rica y España como los países que se mantienen como principales emisores de remesas, con un aporte conjunto de 84.5 por ciento del total de dinero proveniente de este concepto.

“La participación de Estados Unidos, que es del 53.6 por ciento, se redujo 5.7 puntos porcentuales respecto al segundo trimestre de 2014; mientras que las de Costa Rica, que es 23.4 por ciento y España, del 7.5 por ciento, aumentaron 2.2 y 1.2 puntos porcentuales respectivamente”, cita el informe.

Columnas 5

DISPUESTO A IRSE

En la última encuesta del Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública, realizada por M&R, se muestra que el 46 por ciento de los nicaragüenses encuestados se irían del país si tuviesen la oportunidad. El economista Luis Murillo señala que el principal motivo para migrar es la situación económica.