Rusia acusada de encubrir dopaje

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusó ayer al gobierno ruso de complicidad y encubrimiento de un dopaje generalizado entre sus atletas, por lo que reclamó su exclusión de toda competencia, incluidos los Juegos Olímpicos del próximo año en Brasil.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusó ayer al gobierno ruso de complicidad y encubrimiento de un dopaje generalizado entre sus atletas, por lo que reclamó su exclusión de toda competencia, incluidos los Juegos Olímpicos del próximo año en Brasil.

Dick Pound, presidente de la comisión que investigó a los rusos, comentó que “es perturbador… Es peor de lo que pensábamos”.

Añadió que se podría decir que el dopaje es patrocinado por el Estado. “Ellos ciertamente lo sabrían”, dijo de las autoridades rusas.

La AMA “no tiene el derecho de suspender” a Rusia, contestó poco después el ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko, mientras que la agencia rusa antidopaje calificó las acusaciones de “infundadas”. No obstante, el funcionario dijo luego que su país cumplirá las recomendaciones de la IAAF y la AMA.

Pero pese a las protestas rusas, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) lanzó un ultimátum a Rusia “tiene hasta finales de semana para responder a las acusaciones”, según anunció su presidente Sebastian Coe, quien trata de salvar a este deporte del naufragio.

De no acceder a ello, Rusia podría quedar excluida de las competiciones atléticas en la reunión que la IAAF celebrará el 27 de noviembre en Mónaco.

CREAR CAMPEONES

“Declaraciones de testigos y diversas pruebas han puesto la luz sobre el papel de atletas, entrenadores, médicos, dirigentes y agencias deportivas para suministrar de forma sistemática a los atletas rusos productos dopantes para alcanzar el principal objetivo del Estado: crear campeones”, indica el texto de la AMA. La Agencia Antidopaje en su informe juzga que los Juegos Olímpicos de 2012 de Londres fueron “saboteados” por la presencia de atletas dopados y recomienda la suspensión de por vida de cinco atletas rusos, entre ellos la actual campeona olímpica de 800 metros, Maria Savinova.