Cataluña aprueba plan secesionista

El parlamento de Cataluña aprobó ayer un plan sin precedentes para comenzar a bosquejar el rumbo hacia su independencia de España en 2017, una iniciativa que supone un claro desafío al gobierno central español, quien recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC).

El parlamento de Cataluña aprobó ayer un plan sin precedentes para comenzar a bosquejar el rumbo hacia su independencia de España en 2017, una iniciativa que supone un claro desafío al gobierno central español, quien recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC).

Con 72 votos a favor frente a 63 en contra, la Cámara aprobó el texto que plantea que, en el plazo de un mes comience la tramitación de las “leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública”, que serían las bases de la hipotética República catalana.

Los secesionistas son dos formaciones, Junts pel si (Juntos por el Sí) y el partido de extrema izquierda Candidatura de Unidad Popular (CUP), que suman mayoría absoluta en el parlamento, aunque en las elecciones regionales del pasado 27 de septiembre solo alcanzaron el 48 por ciento de los votos, en unos comicios que habían planteado como un plebiscito en favor de la independencia.

Los legisladores antisecesión dicen que eso niega a los separatistas un mandato legítimamente democrático para separarse de España.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El gobierno español reaccionó de inmediato. En un mensaje televisado, el presidente Mariano Rajoy dijo que apelará la decisión en el TC, que en otras ocasiones ha frustrado acciones independentistas.

“Es el primer paso. Me gustaría que fuera el último”, avisó Rajoy a los secesionistas antes de dar un mensaje de tranquilidad: “Ni Cataluña se va a desconectar (de España) ni se va a producir ninguna fractura”, de modo que “nadie tendrá que escoger ni renunciar a su identidad española y europea”.

El Consejo de Estado trasladará hoy un informe que servirá de base jurídica para el recurso que se presentará mañana ante el tribunal.

La admisión a trámite por el TC de ese recurso supondría su suspensión cautelar durante un plazo máximo de cinco meses, mientras los magistrados debaten y deciden sobre el asunto. Sin embargo, la resolución secesionista dice expresamente que no se respetarán lo que dictamine el Constitucional.

EL DEBATE SOBRE ARTUR MAS

Además de las advertencias de la UE de que una Cataluña independiente tendría que solicitar su admisión al bloque, los separatistas enfrentan una disputa sobre si Artur Mas —principal promotor de la secesión— debe seguir a un tercer período como presidente regional.

La alianza Juntos por el Sí lo respalda con 62 votos, menos de los 68 necesarios para ser mayoría. Los partidos antisecesión están en su contra y el CUP ha dicho que no lo apoyará debido a sus políticas de austeridad e investigaciones por corrupción que involucran a su partido Convergencia.

7.5 millones de habitantes tiene Cataluña, una región en la que el independentismo, antes minoritario, creció a la sombra de la crisis económica desde 2008.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: