Es peligroso defender los derechos humanos

“Las defensoras y defensores vivimos en una situación permanente de riesgo en la realización de nuestro trabajo”, denunció la presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan),

La presidenta de Cejudhcan, Lottie Cunningham, expuso en un foro internacional la realidad que enfrentan como defensores de derechos humanos. LA PRENSA/CORTESÍA

“Las defensoras y defensores vivimos en una situación permanente de riesgo en la realización de nuestro trabajo”, denunció la presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan), Lottie Cunningham Wren, en un reciente foro al que asistió el relator especial de defensores de derechos humanos de Naciones Unidas. Durante el mismo Cunningham leyó un documento en el que expuso la criminalización de líderes indígenas y la situación de riesgo que enfrentan.

Asimismo explicó que lo anterior lo expuso durante la Octava Plataforma de Dublin, para Defensores de Derechos Humanos promovido por la Fundación Frontline Defenders, fundada en Dublin, Irlanda, con el objetivo de proteger a defensores de los derechos humanos en riesgo. Esta actividad fue realizada entre el 4 y 6 de noviembre de 2015.

Durante su intervención Cunningham leyó un documento a través del cual refirió: “Esta afirmación no se basa únicamente en la violencia generalizada de la región, sino en amenazas concretas, difamación, hostigamiento y obstáculos a nuestra labor”.

“Hemos recibido llamadas y mensajes, amenazándonos con asesinarnos y a nuestras familias. De manera más grave, dos líderes jóvenes que se desempeñan como voluntarios dentro de Cejudhcan fueron atacados y heridos con armas de fuego”, denunció la defensora de derechos humanos.

Cunningham agregó: “Desafortunadamente, las autoridades de Nicaragua no muestran interés ni toman medidas para protegernos, lo que aumenta nuestra situación de vulnerabilidad. Las defensoras y defensores sabemos que la situación de nuestras comunidades requiere, más que nunca, nuestra atención y trabajo constante, y estamos comprometidos con nuestro trabajo”.

El 2 de octubre pasado, Cunningham denunció estas amenazas ante el jefe de la Policía de Puerto Cabezas, comisionado mayor Yuri Valle, pero no ha recibido respuesta a su denuncia.

DENUNCIAN VIOLENCIA

La presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan), Lottie Cunningham, denunció que en los últimos meses la violencia en contra de líderes indígenas en Nicaragua ha recrudecido.

Y la violencia ha alcanzado a diversas comunidades indígenas de los territorios de Li Aubra, Wangki Twi Tasba Raya, Twi Waupasa, ciudad de Bilwi, durante la manifestación de Yatama que conmemoraba la autonomía, donde resultó una

persona fallecida y varias heridas, dijo la defensora de derechos humanos.