Mined y Minsa se “guardan“ millones

De los 1,168 millones de córdobas que hasta septiembre el Ministerio de Salud (Minsa) tenía asignado para desarrollar obras de inversión, solo el 35.1 por ciento había sido desembolsado, revela el informe de ejecución presupuestaria, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público en su portal electrónico.

El retraso en la ejecución de los planes de inversión en el Ministerio de Educación afecta por ejemplo la construcción o mejoras en las escuelas. LAPRENSA/ARCHIVO

De los 1,168 millones de córdobas que hasta septiembre el Ministerio de Salud (Minsa) tenía asignado para desarrollar obras de inversión, solo el 35.1 por ciento había sido desembolsado, revela el informe de ejecución presupuestaria, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público en su portal electrónico.

La situación empeora para el Ministerio de Educación (Mined), que en los últimos meses ha sufrido graves problemas de institucionalidad.

Hasta el noveno mes del año, el Mined solo había ejecutado 32.7 por ciento de su asignación inicial en el Plan de Inversión Pública (PIP), que era de 708.5 millones de córdobas, refleja el documento oficial.

Pese a esa pobre ejecución registrada hasta septiembre, el Gobierno en la reforma al presupuesto que se aplicó en octubre pasado, le reasignó 43.4 millones de córdobas más, elevando el monto inicial a 751.9 millones de córdobas.

Este incremento en su asignación se destinaría, según plantea la ley de reforma al presupuesto 2015, para “iniciar nuevas obras y mejoramiento de establecimientos escolares en diferentes zonas del país y para la construcción de tres pabellones en el Colegio de Sabana Grande, en Managua”, entre otros.

Hasta septiembre, sin embargo, el Mined tenía un plazo de tres meses —antes de finalizar el año— para ejecutar un remanente de 476.7 millones de córdobas, sin incluir la nueva asignación de octubre.

Por tipo de fuente, si bien este ministerio había ejecutado el 78.8 por ciento del monto de los proyectos que se financiarían con rentas del tesoro o sea dinero propio del Estado, solo había tocado el 22.6 por ciento de los fondos conocidos como alivio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y 39.1 por ciento del dinero proveniente del exterior.

SALUD SIN EJECUTAR, MÁS DE 700 MILLONES

En el caso del Ministerio de Salud, hasta septiembre tenía pendiente la ejecución de 757.8 millones de córdobas, lo que explicaría en parte la razón del porqué el Gobierno en la reforma al presupuesto de octubre pasado le redujo 60.7 millones de córdobas en su partida asignada en el Plan de Inversión Pública.

En la ley de reforma al Presupuesto 2015, el ejecutivo dijo que esta reducción en la asignación al Minsa afectaba “a varios proyectos, afectando aquellos que presentan reestructuración de los planes operativos del convenio, declaración desierta de proceso de contratación, impugnaciones y otros contratiempos”.

En el informe de ejecución presupuestaria hasta septiembre, el ejecutivo reconoce que el Minsa sufre de graves retrasos en su plan de inversión, porque solo ha ejecutado el 38.8 por ciento del monto de los proyectos que se financian con la renta del tesoro; 9.6 por ciento de las donaciones y cuarenta por ciento del saldo conseguido en concepto de préstamos para proyectos.

Los bajos niveles de ejecución presupuestaria en ambos ministerios contrasta, por ejemplo, con el avance que acumula el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), que hasta septiembre ha desembolsado el 83.5 por ciento de su asignación.

Después de las transferencias municipales y el MTI, la cartera de proyectos del Minsa tiene fuerte peso en el Plan de Inversión Pública y el Mined ocupa el quinto puesto en orden de importancia.

LIMITAN ACCESO A LA POBLACIÓN

¿Por qué debe preocupar la baja ejecución del plan de inversión en el Mined y el Minsa? El economista Sergio Santamaría indicó que al no acelerar el avance de los proyectos de inversión se está limitando a la población a tener acceso a los servicios de educación y salud.

“Lo que hay es menos servicio para la gente, menos cobertura (de Salud y Educación)”, resalta Santamaría, quien cree que puede haber “lentitud” en la adjudicación de las obras de inversión, con “mecanismos de contratación muy pobre”.

“Llama la atención, porque son fondos (de inversión) que se debieron haber usado con mayor celeridad, por lo que significan, que son beneficios directos a la población”, enfatiza.

SUBEJECUCIÓN  ES GRAVE

El nivel de ejecución presupuestaria en el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud está muy por debajo del 72.1 por ciento de avance que promedia el Plan de Inversión Pública hasta el mes de septiembre y del 69.4 por ciento del Presupuesto General de la República de egresos. Si bien el año pasado, para esta misma fecha ambos ministerios también sufrían de graves problemas de ejecución en su plan de inversión, este año la situación es peor. Hasta septiembre del año pasado, el Mined tenía ejecutado el 37.9 por ciento de su asignación el PIP y el Minsa 42.4 por ciento.

MÁS EXPLICACIONES

El extitular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Mario Arana, expresó que si bien es el Gobierno el que debe explicar qué está ocurriendo en la ejecución de los presupuestos de inversión en el Mined y Minsa, explicó que posiblemente estén teniendo atrasos en las adjudicaciones de las obras o en los desembolsos.

No obstante, Arana precisó que en el caso del Minsa podría explicarse por la apuesta de desarrollar proyectos más grandes, pero admitió que “no es lo normal que esté ese nivel de ejecución a estas alturas”.

En el Minsa su plan de inversión está relacionado con construcción de hospitales, y en el caso del Mined con reparación de escuelas y construcción de las mismas, así como compras de pupitres.