Siete años del fraude en municipales de 2008

Alfonso Miranda viajó este lunes desde Rivas hasta Managua para marchar junto con otros miembros del Partido Liberal Independiente (PLI) para recordar los siete años del fraude en que el Consejo Supremo Electoral (CSE) le “asignó” al partido sandinista al menos cuarenta alcaldías, incluyendo la de Managua.

Manifestantes del PLI marcharon hasta la que llaman “plaza del fraude” para recordar las elecciones municipales fraudulentas del 2008. LA PRENSA/ J. REYES

Alfonso Miranda viajó este lunes desde Rivas hasta Managua para marchar junto con otros miembros del Partido Liberal Independiente (PLI) para recordar los siete años del fraude en que el Consejo Supremo Electoral (CSE) le “asignó” al partido sandinista al menos cuarenta alcaldías, incluyendo la de Managua.

Miranda sigue esperando que los magistrados del CSE le expliquen lo que pasó aquel 9 de noviembre.

“Por qué mi voto no apareció, no lo contó” en la Junta Receptora de Votos (JRV), que en 2008 se ubicó en el edificio de la Cruz Roja, en Rivas”, dijo.

Los magistrados del poder electoral siguen sin publicar los resultados detallados de cada JRV de las elecciones municipales del 9 de noviembre de 2008.

Eduardo Montealegre, presidente del PLI, lidera las protestas para que el CSE garantice las reglas de la Ley Electoral para que no se repita en los comicios de 2016 “otro nuevo fraude”.

Montealegre compitió en 2008 como candidato para alcalde de Managua por la Alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), sin embargo el CSE declaró ganador al candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello (hoy fallecido).

Los magistrados del CSE jamás mostraron las 644 actas que la Alianza PLC defendió que le daban a Montealegre la victoria en Managua.

Los simpatizantes del PLI marcharon ayer desde la sede del partido, en Los Robles, hasta la Plaza de las Victorias, como la bautizó el FSLN y donde se construyó un monumento de Alexis Argüello.

“Esta es la plaza del fraude. Hay que recordar que a pesar que Alexis Argüello es un héroe nacional por sus hazañas en el boxeo y lo recordamos con mucho cariño en ese aspecto, desafortunadamente Alexis Argüello se prestó al fraude que cometió el Frente Sandinista. Y como él después se dio cuenta que no quería seguir y morir así iba a renunciar (a la Alcaldía) y desafortunadamente, por la presión que le pusieron, se suicidó”, dijo.

El PLI, que lidera la Coalición Nacional por la Democracia, incrementará la presión para que el poder electoral brinde garantías de que los próximos comicios serán transparentes.

“Necesitamos ver un compromiso del Consejo Supremo Electoral, con reglas claras que no se cambien, que se van a publicar los resultados junta por junta, que el Padrón Electoral se le entregará a todos los (partidos) participantes”, dijo Montealegre.

PAG

ASÍ OCURRIÓ

Lo que ocurrió el día de los comicios municipales de 2008 fue un “fraude sistemático”, “violaciones de extrema gravedad en materia de transparencia”, “sesgo que favoreció al partido gobernante”, haciendo imposible conocer la voluntad popular en aproximadamente cuarenta municipios, de un total de 153, según el organismo cívico Ética y Transparencia, especialistas en observación electoral.

Oficialmente el CSE no permitió la observación nacional e internacional, sin embargo el informe de EyT detalló las anomalías previas al proceso, calificándolas como “claras arbitrariedades”, como “la cedulación sesgada, la violencia electoral sin acciones de control y el uso de bienes del Estado” a favor del partido sandinista.

Ética y Transparencia catalogó esos comicios como el “colapso” del sistema electoral nicaragüense.

Por ese fraude de 2008, en 2009 Estados Unidos suspendió la Cuenta Reto del Milenio, que era un fondo de cooperación de alrededor de 175 millones de dólares dirigidos a mejorar las capacidades de producción de los pequeños y medianos empresarios, y el financiamiento de proyectos de carreteras. Con la cancelación de la Cuenta, quedaron pendientes de ejecutarse 64 millones de dólares.

ALTERARON

El politólogo José Antonio Peraza aseguró en un análisis que hizo del proceso del fraude 2008, que “la lógica electoral del fraude fue eliminar o alterar la mayor cantidad de JRV donde la oposición le ganaba al FSLN”.

Otra práctica fue “alterar en las actas los resultados agregando un 1 o un 2 a la izquierda de los resultados en las JRV donde el FSLN había perdido”, según Peraza.

Peraza valoró que para hacer posible el proceso de fraude electoral fue necesario que “los fiscales del FSLN impugnaran las Juntas Receptoras de Votos (JRV) donde el FSLN ha perdido históricamente con una diferencia porcentual igual o mayor al 10 por ciento de los votos. También expulsaron a los fiscales de la oposición para que no pudiesen observar el escrutinio de las JRV.

En esas elecciones el CSE no permitió la observación electoral, ni nacional ni internacional, pero aun así, instituciones como Ética y Transparencia documentaron el fraude.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: