Ingeniería de la creatividad

Este fue uno de los cursos que más me ha impactado durante mi segunda maestría, el cual me dio visa a un mundo sorprendente, en el cual descubrí a Genrich Altshuller (1946), un reputado inventor soviético y autor de ciencia ficción, quien desarrolló el poderoso método TRIZ, desentrañando los mecanismos internos de la creatividad aplicada a la resolución de problemas de ingeniería, y quien, al igual que Einstein, tuvo la oportunidad de analizar miles de patentes de inventos, concluyendo que existen al menos cuarenta patrones predecibles o principios inventivos (así es, escuche bien) que permiten realizar sistemáticamente, innovaciones, soluciones y mejoras exponenciales a problemas industriales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: