No pongan pólvora en manos de niños

Durante las fiestas navideñas y de fin de año aumenta el uso y abuso de la pólvora en el país, en la mayoría de los casos las víctimas de quemaduras por pólvora son menores de edad.

LA PRENSA/ Cortesía /Aproquen

Durante las fiestas navideñas y de fin de año aumenta el uso y abuso de la pólvora en el país, en la mayoría de los casos las víctimas de quemaduras por pólvora son menores de edad.

Mario Pérez, director médico de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen), explicó que la pólvora es un agente extremadamente dañino y la recomendación a los padres de familia es solamente una: no poner pólvora en manos de los niños o evitar que tengan acceso a ella.

“La quemadura con pólvora no solamente provoca la lesión de la piel por efecto del calor, sino que la onda expansiva de este tipo de artefacto fractura los huesos, las estructuras del cuerpo con las que entra en contacto, que por lo general son las manos, porque con ellas se manipula la pólvora”, dijo Pérez.

Además destacó que la cadena de los huesos de los dedos de los niños es muy frágil y se fractura más fácilmente.

“Estas son las que llamamos conminutas, es decir que el hueso se deshace por decirlo así. Se astilla en múltiples fragmentos, de tal manera que a veces es difícil reconstruir un dedo multifracturado, totalmente destruido”, apuntó Pérez.

No obstante señaló que las quemaduras más frecuentes a lo largo del año, desde el punto de vista causal, son las quemaduras por líquidos calientes, la cuales representan entre el sesenta y setenta por ciento de los casos.

LAS ESTADÍSTICAS

La Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) desde 1991 hasta el 2015 ha brindado 478,263 servicios de salud Además ha realizado 33,905 cirugías reconstructivas. También ha brindado más de 18,000 servicios de hospitalización en la Unidad de Quemados ubicada en el Hospital Metropolitano Vivian Pellas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: