Arún volvió con su madre

El comisionado general Ramón Avellán explicó que el menor fue sustraído por su padre Michael Sahm de forma ilegal, tras encontrarse ambos en el sector de Galerías Santo Domingo.

Ximena Gutiérrez, madre del menor secuestrado. LA PRENSA/ARCHIVO

El pequeño Arún Valentín Gutiérrez, de 5 años, regresó a los brazos de su madre Ximena Gutiérrez, luego de ser secuestrado el pasado 14 de noviembre en Managua, por su padre Michael Sahm.

Ayer martes la Interpol logró capturar en México al padre del menor, un ciudadano alemán, y enviarlo junto con el niño a Nicaragua.

Las autoridades nacionales recibieron en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, de Managua, al infante, quien posteriormente fue entregado por Marcia Ramírez, ministra de la Familia, a su madre.

El comisionado general Ramón Avellán explicó que el menor fue sustraído por su padre Michael Sahm de forma ilegal, tras encontrarse ambos en el sector de Galerías Santo Domingo.

Además dijo que Sahm se llevó al niño en un vehículo Toyota Yaris hacia un lugar desconocido, luego viajaron a través de puntos ciegos hacia Honduras y posteriormente a El Salvador, para finalmente arribar a México, donde fue detenido por las autoridades de ese país.

“El día de ayer fuimos notificados por la (Organización Internacional de Policía Criminal) Interpol, del área de trata, de Honduras, que el niño había salido de Honduras, con rumbo a El Salvador y posteriormente hacia México”.

En el caso de Honduras, ellos nos dijeron que están investigando qué fue lo que sucedió, porque había notificación de búsqueda del niño y del papá a nivel internacional que había hecho la Policía de Nicaragua”, afirmó Avellán.

MÉXICO NOTIFICÓ

El funcionario de la Policía Nacional destacó que a las 4:00 p.m. del lunes fueron notificados por Interpol-México, de que el niño había llegado al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México e inmediatamente solicitaron que se retuviera al padre y al niño para hacer los procedimientos legales para la repatriación del niño.

En cuanto a la situación de Sahm, el representante policial afirmó que este va a ser entregado a las autoridades judiciales para que responda por los delitos cometidos.

“El ciudadano Michael Sahm, alemán, va a ser procesado por la sustracción del menor y otros tipos penales que se consideren necesarios por la Fiscalía y el juez que lleve la causa”, dijo Avellán.

Por su parte, Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, expresó que Sahm es un fugitivo de la justicia nicaragüense y tiene que responder ante la misma por los delitos cometidos.

La periodista Ximena Gutiérrez, madre del infante, destacó que el trabajo de las instituciones de Gobierno fue muy beligerante, porque siempre estuvieron pendientes de dar con el paradero del menor.

“Abrazar de nuevo a mi hijo ha sido maravilloso, la verdad es que desde el momento que las muchachas que hacían la supervisión nos llamaron que el hombre (se) les había perdido de vista en Galerías el sábado, estallaron muchas cosas dentro de mí y me sentía desesperada, actué lo más rápido que pude”, dijo Gutiérrez.

ANTECEDENTES DE RAPTO

En marzo pasado Sahm escapó por primera vez con el niño y se refugió en la Embajada de Alemania en Nicaragua bajo el argumento de que un juzgado de su país le dio la custodia del menor, aparentemente en una apelación, tras haberle dado primero la razón a la mamá, pero después de la intervención de las autoridades nacionales no tuvo más opción que regresar al menor.

La madre indicó que a pesar del primer hecho del padre accedió a una nueva visita para que mantuviera “una pequeña conexión” con el niño, pero se dio cuenta de que es una persona que “no está bien”.

“Ningún niño merece que pase algo así con él, ahorita mi hijo lo primero que dijo cuando me vio fue: ‘mi papá me quería llevar a Alemania y yo no quería’”, manifestó la madre.