Emprendimiento nica reprobado

La falta de capital humano, absorción de tecnología y productos innovadores, son algunos de los pilares que los emprendedores de Nicaragua han descuidado, por lo que el Instituto Global de Emprendimientos y Desarrollo (GEDI, sigla en inglés), calificó en negativo al país. En 2015 la posición de Nicaragua en el Índice Global de Emprendimiento había […]

La falta de capital humano, absorción de tecnología y productos innovadores, son algunos de los pilares que los emprendedores de Nicaragua han descuidado, por lo que el Instituto Global de Emprendimientos y Desarrollo (GEDI, sigla en inglés), calificó en negativo al país.

En 2015 la posición de Nicaragua en el Índice Global de Emprendimiento había mostrado una mejoría al ubicarse en el puesto 87 de 130 economías evaluadas en el mundo. Pero para 2016, la posición de Nicaragua empeora al caer 23 puestos y ubicarse en el lugar 110 de 132 países en estudio y siendo los últimos en comparación con sus pares de Centroamérica.

Y aunque esta semana en Nicaragua, diferentes instituciones públicas y privadas se han unido a la Semana Global del Emprendimiento —iniciativa que data de 2004 en el Reino Unido— y se promueven acciones para el establecimiento de una cultura que tome más fuerzas, los retos siguen siendo grandes.

¿EN QUÉ SE RETROCEDIÓ?

De acuerdo con el GEDI, en 2015 el mejor pilar por el que fue evaluado Nicaragua era el capital humano, con 0.78 de un punto, pero para el mismo pilar en 2016 se reduce a una calificación de 0.17.

Y en el caso de la absorción de tecnología que durante el 2015 logró una puntuación de 0.71 de un punto, para 2016 apenas llegó a 0.14, seguido de los productos innovadores que pasaron de tener 0.49 puntos a 0.27 entre 2015 y 2016, respectivamente.

Para Jessye Saavedra, directora de Innovación del Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt), adscrito a la Vicepresidencia, es vital que entre los jóvenes universitarios se rompa esa cultura de adaptación al fracaso y se fomente la investigación y empoderamiento del joven en torno a sus cualidades y calidades para crear e innovar.

“En ese rol entran varios aspectos, desde la educación de la familia donde los padres deben de animarles desde la pequeñez y motivarles a ser creativos y en las universidades se debe fortalecer la investigación con el fin que haya más proactividad”, dice Saavedra.

Y en cuanto a la innovación, Saavedra dice que ese aspecto se construye desde la temprana edad y por esa razón el sistema educativo juega un papel importante y que desde Conicyt se realizan concursos con apoyo económico para que los emprendedores se motiven y den ese salto importante.

MÁS RECURSOS

Para la presidenta del programa Emprendedores Juveniles, que ejecuta el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), Alina Salomón, es importante que en el país se reoriente el apoyo a las nuevas ideas y que de esa forma los fondos existentes sean destinados con mayor eficacia.

“Pero también se necesita de mejores condiciones para que la gente acceda a un crédito de forma segura, ya que las garantías son muy altas y normalmente no las pueden cumplir y se echan atrás en sus planes”, expresó Salomón.

Según el GEDI, la percepción de oportunidad es uno de los pilares que mostró mejoría al pasar de tener una calificación de 0.22 en 2015 a 0.33 en 2016.

Por su parte, María Ximena Argüello, responsable de alianzas estratégicas para América Latina de la organización Agora Partnerships, cree que en Nicaragua se requiere dar empuje a aquellas personas que tienen el deseo de salir adelante y que están apasionadas por lograr cambios.

“La gente en Guatemala, por ejemplo, está con el fogonazo que quiere emprender y en Nicaragua también hay gente interesada, y nosotros como miembros del ecosistema debemos de coordinarnos para apoyarlos de forma única. No es que estamos en pañales, porque hay materia para seguir adelante”, sostiene .

UNA POLÍTICA NACIONAL

Tanto Salomón como Argüello coinciden en la necesidad de que en el país exista una política nacional de emprendimiento, misma que ha sido promovida en Centroamérica y República Dominicana por el Sistema de Integración Centroamericana, pero que en Nicaragua aún no arranca.

“Consideramos que es necesario y urgente en el país una política que contemple todos los aspectos para que en esa línea todo sector interesado en apoyar redirija sus enfoques, apegados a un sentir de nación”, argumentó Salomón.

Por su parte, Argüello agrega el ejemplo de la experiencia de emprendedores en Colombia y Chile, donde los gobiernos centrales tienen una entidad que apoya el emprendimiento de impacto.

“Ellos, por ejemplo, lanzan convocatorias para que resuelvan aspectos sociales y den soluciones a proyectos de gran envergadura. En Nicaragua estamos comenzando a conocer las dinámicas de otras organizaciones para que se creen mejores espacios”, refirió.

EL SALVADOR DA EL EJEMPLO

La Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype) lanzó ayer la marca país “El Salvador Emprende”, orientada a fomentar las características emprendedoras de los salvadoreños. La Conamype, que lanzó la marca con la colaboración de las instituciones que conforman el Consejo Asesor de Emprendimiento (CAE), pretende implementar “el emprendimiento de hombres, mujeres, jóvenes, niñas y niños, para aportar al desarrollo y hacer de El Salvador un país emprendedor”, explicó la institución. (ACAN-EFE)

LÍDERES EN EL MUNDO

Los emprendedores estadounidenses se ubican en el primer lugar entre 132 naciones evaluadas en el Índice Global de Emprendimientos 2016 y con una puntuación de 86.2. Seguido de Canadá con 79.5 y Australia con 78 puntos. De acuerdo con el informe que publica el Instituto Global de Emprendimientos y Desarrollo, Estados Unidos muestra la mejor calificación en la percepción de oportunidad por parte de sus habitantes, además de buena calificación en el riesgo de capital, talento humano e innovación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: