Observaciones del Cosep obviadas

El dictamen de mayoría favorable a la iniciativa de Ley de Seguridad Soberana (Ley SS) no cambió la ambigüedad que implica decir que “cualquier otro factor” es un riesgo “a la vida de las personas, la familia, la comunidad, así como de los intereses supremos de la nación nicaragüense”, algo que el Consejo Superior de […]

El Cosep fue el único sector no gubernamental invitado a la consulta de la iniciativa de Ley de Seguridad Soberana. LA PRENSA/J. TORRES

El dictamen de mayoría favorable a la iniciativa de Ley de Seguridad Soberana (Ley SS) no cambió la ambigüedad que implica decir que “cualquier otro factor” es un riesgo “a la vida de las personas, la familia, la comunidad, así como de los intereses supremos de la nación nicaragüense”, algo que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) observó como abrir una oportunidad a la “discrecionalidad” y sugirió corregirlo.

La iniciativa de Ley, propuesta por el presidente inconstitucional Daniel Ortega, aún sigue pendiente de aprobación, pero diferentes sectores políticos y de la sociedad civil han expresado su preocupación por esta propuesta.

El 11 de noviembre, el asesor legal del Cosep, Freddy Blandón, participó en las consultas a esta iniciativa de Ley en la Asamblea Nacional, donde observó que cuando se “habla de riesgos específicos y de amenazas específicas, hay dos literales que dejan abierta alguna interpretación, como que (amenaza o riesgo) puede ser cualquier cosa”.

“Nosotros creemos que puede la técnica legislativa en consenso prevalecer para que efectivamente no se entienda que aquí cualquier cosa es un riesgo o cualquier cosa es una amenaza. Debe ser, desde la perspectiva nuestra, un acto o una acción ilegal la que puede ser una amenaza”, manifestó Blandón en la consulta.

El Cosep fue el único sector no gubernamental invitado a la consulta realizada solo por diputados del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quienes tienen el control de la Asamblea Nacional con 63 votos de los 91 totales.

Los diputados opositores del Partido Liberal Independiente (PLI) se retiraron de la consulta, porque no les permitieron invitar a organismos y personas especializadas en materia de seguridad.

Los demás consultados, convocados por los sandinistas, fueron instituciones públicas: el Ejército, la Policía, el poder judicial, el Ministerio Público, los cuales ofrecieron su “total respaldo” a la iniciativa de Ley, sin expresar ningún cuestionamiento.
Más observaciones
ignoradas

El representante del Cosep también había señalado que en la iniciativa de Ley de Seguridad Soberana debían quedar claros los principios constitucionales de defensa y seguridad de los ciudadanos nicaragüenses y también establecer con claridad los “riesgos y amenazas”, para evitar la discrecionalidad de las autoridades.

Además, Blandón señaló que no está definido qué es un conflicto, por lo cual sugirió que se debe dejar claro su concepto para que no haya margen a la discrecionalidad.

“Creemos que el concepto de conflicto no está definido, pero en particular nos interesa que cualquier definición que esté planteada aquí no deje el mínimo margen a la discrecionalidad. ¿Por qué? Porque si ya la definición comienza a insinuar discrecionalidad, la aplicación se distorsiona totalmente”, manifestó Blandón.

INCLUYEN “TRANSPARENCIA”

La única sugerencia del Cosep que tomaron en cuenta los sandinistas fue agregar la palabra “transparencia”, que Blandón señaló que se había omitido en las garantías del sufragio universal, establecido en el inciso “b”, artículo 4 de la iniciativa de Ley.

La iniciativa de Ley de Seguridad Soberana deroga la Ley de Seguridad Democrática (Ley 750), aprobada en 2010 y actualmente en vigencia.

La nueva Ley creará un Sistema Nacional de Seguridad Soberana que estará coordinado por el ejecutivo, dirigido por el presidente inconstitucional Daniel Ortega y el Ejército de Nicaragua, a través de la Dirección de Información para la Defensa (DID).

SIN CONOCER DICTAMEN

LA PRENSA intentó conocer ayer la opinión del asesor legal del Cosep, Freddy Blandón, sobre la falta de inclusión de la mayoría de sus observaciones a la iniciativa de Ley de Seguridad Soberana, pero dijo que aún no conoce en detalle el dictamen que emitió por la Comisión de Justicia, la cual estuvo a cargo de la consulta.

A las observaciones del Cosep, el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro, dijo en su momento que le parecían “verdades de perogrullo”, lo cual quiere decir “tan sabido y conocido que resulta tonto decirlo”, pero aseguró que serían tomadas en cuenta.

La Ley de Seguridad Soberana debe tener coherencia y equilibrio entre lo que son los objetivos de la defensa y la seguridad, principios que están en la parte orgánica de nuestra Constitución”.
Freddy Blandón, asesor legal del Cosep, al momento de la consulta.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: