Negocios liderados por mujeres son más exitosos

Previo al 2000 difícilmente el entorno empresarial consideraría el posicionamiento de aquellos negocios que son liderados por mujeres.

Previo al 2000 difícilmente el entorno empresarial consideraría el posicionamiento de aquellos negocios que son liderados por mujeres. Caroline Anstey, directora general del Banco Mundial, explica que aquellos que son propiedad de una mujer están creciendo a más del doble de la tasa de todas las demás empresas, dato que expone en la publicación: Cerrar la brecha para las mujeres en los negocios, publicado en su blog Voces, Perspectivas del Desarrollo.

“Sabemos que a nivel mundial las mujeres constituyen casi la mitad de la fuerza laboral. También que en las economías en desarrollo, entre 30 por ciento y 40 por ciento de los empresarios que tienen negocios pequeños o medianos, son mujeres”, sostiene Anstey.

Pero para cumplir esas cifras de crecimiento e ir cerrando brechas de género marcadas desde hace siglos en las culturales del mundo empresarial, la directora del Banco Mundial agrega que el acceso a financiamiento es de vital importancia para el desempeño de una mujer que quiere iniciar su negocio.

Blanka Callejas, presidenta de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN), estima que el 85 por ciento de las mujeres que inicia un negocio, lo hace por la necesidad de generar ingresos para sus familias porque son madres solteras.

“Cada paso lo analiza bien para tratar de no fallar en su negocio. Las empresas actualmente en manos de mujeres están experimentando crecimiento en empleo e incluso en la cantidad de sucursales, porque nosotras somos más disciplinadas”, sostiene Callejas.

GASTAN EN VANO

Ese reconocimiento también lo hace el presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Alejandro Delgado, quien reconoce que algunos negocios que tienen como propietarios a hombres, cuando empiezan a observar liquidez financiera, se gastan el dinero en aspectos banales que no contribuyen al crecimiento de la empresa.

“La participación de las mujeres en las mipymes es muy importante. Muchos varones se gastan el dinero, caen en el alcohol, mientras que las mujeres son más ordenadas, conscientes de las verdaderas necesidades e invierten en infraestructura y en la educación de sus hijos”, destacó el representante gremial.

EL PRIMER GRAN OBSTÁCULO

En todo ese escenario de oportunidades que las mujeres se abren paso en la actualidad, el acceso a financiamiento con intereses bajos y garantías más aterrizadas a la condición de la persona es uno de los grandes desafíos que experimentan, aspecto que no solo denuncian a través de la REN o el Conimipyme, sino también la directora general del Banco Mundial, Caroline Anstey.

“Imagínese la frustración de una mujer en un país en desarrollo que comenzó un pequeño emprendimiento, está atrayendo a una buena clientela y tiene un plan comercial para seguir creciendo, pero no puede conseguir un crédito para ampliar su negocio. No es un caso aislado. Esa sensación la comparten muchas mujeres del mundo en desarrollo”, agrega Anstey.

“Actualmente en el mundo en desarrollo sabemos que si las mujeres son emprendedoras es probable que sus empresas sean pequeñas y estén en los sectores menos rentables. ¿Por qué? Porque no tienen acceso a financiamiento”, sentencia la directiva del Banco Mundial.

Jeannette Duque-Estrada lleva 25 años en un sector que fue considerado exclusivo para hombres: la tercerización de servicios. Pero ella se abrió camino con su empresa Serlisa, de la que actualmente es presidenta, aunque recuerda que fue difícil crecer en ese entonces.

“Desde el punto de vista crediticio fue muy difícil porque no encontré mucho apoyo en los bancos, hay una cultura machista y debo decirlo en voz alta y a las mujeres las invito a que se sigan preparando y vencer todos esos obstáculos, vamos avanzando poco a poco en distintos puestos políticos, empresariales, hay muchas CEO que están en las empresas y la idea es seguir”, relata.

LIMITADO APOYO GUBERNAMENTAL

La presidenta de la REN, Blanka Callejas, asegura que el poco apoyo gubernamental que reciben las emprendedoras a través de programas de acceso a financiamiento es muy limitado.

“Imaginate que te dan unos cinco mil córdobas de crédito, eso solo te sirve para una pulpería o algo más pequeño. Pero si tenés tu plan de negocio y necesitás una inversión fuerte para crecer, entonces no contás con lo suficiente”, añade Callejas.

Anstey analiza que en algunos países las leyes no permiten que las mujeres controlen sus propias finanzas y reservan ese derecho solo a los jefes de hogar varones y en otros casos el impedimento es la falta de garantías tradicionales, porque las mujeres no tienen tierras o derechos de propiedad, en muchas otras situaciones, es solo prejuicio.

“Como resultado en África, al sur del Sahara, la mayoría de las mujeres que solicita un crédito no lo consigue. La situación es un poco mejor en América Latina, pero los montos que obtiene una emprendedora suelen ser insuficientes para satisfacer sus necesidades”, lamenta.

MÁS CONFIANZA

Con el pasar de los años Duque-Estrada se ha dado cuenta de que sí es posible crecer en Nicaragua y que una mujer establezca bases firmes y sólidas para crecer.

“Creer en uno mismo, en lo que uno hace, fe en Dios y en todos los planes que uno quiere hacer, siempre hay que vivir y luchar con la frente en alto”, dijo la presidenta de Serlisa.

Por su parte, Callejas dice que si el entorno en Nicaragua mejora, a un corto y mediano plazo se podría observar más mujeres emprendiendo nuevos negocios, originales y creativos.

09
de cada 10 empresas de propiedad de una mujer no tienen acceso a préstamos, según estimaciones del Banco Mundial.

AMPLIAR REDES

Uno de los aspectos que las mujeres deben mejorar en cuanto al establecimiento de las redes de apoyo para seguir creciendo en sus negocios es que no solo tomen en cuenta a la familia, sino también a profesionales expertos en la materia e identificar contactos que les permitan crecer a corto plazo, indicó Susana García, fundadora de WeXchange, una plataforma de encuentro de emprendedoras, mentores e inversores de América Latina y Caribe, previo a un encuentro de empresarias realizado en México hace dos semanas.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: