Pobladores aledaños al volcán Momotombo: “Estamos afligidos”

“Estamos afligidos, nos encontrábamos solos (su familia), los retumbos se escuchaban fuertes, lanzaba fuego y lava, fue terrible”, dijo Paula Blanco, pobladora de Bella Vista, comunidad cercana al Momotombo.

Pobladores afirman que no durmieron por el temor a que el volcán Momotombo incrementara su actividad. LA PRENSA/E. López

Afligidos. Así dicen sentirse habitantes de El Papalonal, comunidad ubicada a unos ocho kilómetros al norte de las faldas del Momotombo por la actividad de ese volcán, que desde ayer en la noche además de gases y cenizas, comenzó a emanar lava. José Corrales, habitante de ese sitio dijo que «el volcán inició con la erupción y empezó a lanzar piedras, lava y cenizas en cantidad».

Aseguró que no ocurría ese tipo de actividad desde hace 110 años y que la lava que salió del volcán sigue el trayecto a la comunidad de El Papalonal, por lo que la preocupación es aún mayor. Cerca del volcán hay unas seis comunidades con aproximadamente 3,500 personas.

Paula Azucena Blanco Urrutia, de 46 años, habitante de la comunidad Bella Vista, asegura que no durmió la noche del martes 1 de diciembre.  “Estamos afligidos, nos encontrábamos solos (su familia), los retumbos se escuchaban fuertes, lanzaba fuego y lava (el volcán), fue terrible”, expresó.

Desde la noche del martes, los pobladores de El Papalonal optaron por salir a los patios de sus casas para estar «en vela» ante la actividad del Momotombo.

Lea: Volcán Momotombo en erupción

Unas diez familias de la comunidad de Momotombo se autoevacuaron la noche del martes, cuando el volcán comenzó a lanzar lava.

Martha Solano Narváez, de 38 años, asegura que no sabían qué hacer cuando la lava comenzó a salir y dijo que hay miedo entre los pobladores. Hasta el momento el Gobierno no ha decidido evacuar a los pobladores cercanos al volcán.