Lava del Momotombo avanza hacia El Papalonal

La actividad eruptiva del volcán Momotombo cesó la mañana de este sábado 5 de diciembre, al dejar de lanzar lava, ceniza y arena. No obstante especialistas independientes y del Ineter confirman que la sismicidad y la emanación de gases persisten en el coloso. Corrientes de lava avanzan con lentitud hacia el noreste y noroeste del cráter.

El volcán Momotombo luce tranquilo desde horas tempranas de ayer sábado, luego de cinco días de emanaciones de lava, arena, ceniza y gases.

Las emanaciones de lava, ceniza y arena en el volcán Momotombo cesaron ayer, confirmaron expertos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales y algunos especialistas independientes, pero aseguran no obstante que los sismos persisten al igual que las emanaciones de gases del coloso.

Wilfried Strauch, sismólogo y asesor del Ineter confirmó a LA PRENSA al final de la tarde de ayer que no se puede asegurar que la erupción del Momotombo, que no presentaba actividad desde 1905, haya terminado completamente, pero “el río de lava parece por el momento que ha terminado”.
Agregó que la salida de gases “está en nivel bajo”.

Especialistas independientes que están en el sitio aseguran que “ya terminó todo” y confirman que solo queda la emanación de gases.

Un equipo de LA PRENSA llegó, junto con el guía Guillermo Beltrán, guardabosques de la reserva natural Momotombo desde hace 12 años, a escasos metro y medio de las corrientes de lava, una de las cuales avanza a paso lento rumbo al noroeste, mientras que otra gigantesca corriente de lava se desplaza hacia al noroeste de las faldas del coloso, lo que mantiene preocupados a los pobladores de El Papalonal una comunidad situada a unos ocho kilómetros de la nueva colada de lava, y a productores de ajonjolí del mismo sector que han sembrado unas setecientas manzanas.
La lava nueva viene derritiendo la que arrojó el volcán hace 110 años, llevándose a su paso rocas, árboles y todo lo que encuentra.

Según Beltrán, la lava y las piedras incandescentes se desplazan a una velocidad de un metro por cada cinco horas. “Es impresionante, nunca en mi vida había estado tan cerca de la lava que expulsó el volcán, es peligroso venir a este lugar, la lava va arrasando con todo”.

“La lava que tiró el volcán desde el martes viene avanzando, lentamente, pero peligra que llegue a la comunidad El Papalonal que es hacia donde se dirige la lava”, explicó el guardabosque.
Beltrán y el equipo de LA PRENSA constataron en el lugar que las constantes explosiones cesaron y solo se mantienen las emanaciones de gases en el cráter, no obstante en la parte baja la lava avanza lenta sobre el mojón número nueve de la reserva.

PRODUCTORES RECOGEN COSECHA DE AJONJOLÍ

Beltrán añadió que si la colada de lava continúa avanzando podría afectar a los sembrados de ajonjolí.
Algunos productores de ajonjolí ya iniciaron a espigar su cosecha, para no perder su producción en caso de que la lava llegue hasta sus terrenos de siembra.
Juan David Briceño, de la comunidad Momotombo, expresó que aunque ha dejado de caer arena, ha sentido temblores que se han reportado.

Gertrudis Hernández pobladora de la comunidad El Papalonal dice que está preparada para cualquier emergencia.
Los especialistas del INETER aún no han llegado donde se desplaza la lava para realizar nuevos estudios.

AFLUENCIA DE TURISTAS PERSISTE

Desde la noche del viernes las explosiones han bajado considerablemente, en el coloso se puede apreciar solo una luz de fuego desde el cráter.

No obstante hasta la comunidad de El Papalonal se puede ver la gran afluencia de turistas nacionales e internacionales, con el propósito de ver el espectáculo que ofrece el Momotombo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: