Pasar en familia es el «día perfecto» para una madre

Según estudio elaborado por Medela, sitio que trata de maternidad y salud, revela que pasarla junto a la familia sería un día perfecto para las madres.

La llegada de un bebé a la familia supone nuevas obligaciones y responsabilidades para los padres y un cambio de vida más que notable.  Un estudio elaborado por Medela, sitio que trata de maternidad y salud, revela cómo sería un día perfecto para las madres y, a pesar del estrés que supone en algunas ocasiones el cuidado de los pequeños, las encuestadas eligen minoritariamente disfrutar del día perfecto con una amiga (el 7 por ciento) o sola (un 4 por ciento), en ambos casos para realizar actividades como acudir a un spa, sesiones de belleza, ir de compras, entre otras actividades.

En cambio, casi el 65 por ciento de las encuestadas han afirmado que un día perfecto para ellas sería un día con su familia.

PRIMERO ES LA FAMILIA

Según Loreto Laguna, entrenadora acreditada por la ICF y Bureau Veritas, uno de los principales peligros en estos tiempos es “priorizar cualquier actividad antes que dedicarnos a pasar un rato en familia. Nuestra cabeza está pendiente de todo lo que hay que hacer y se nos olvida el estar presente”.

Las actividades al aire libre es la opción preferida para este 65 por ciento de madres, “esto puede explicarse porque con el nacimiento del bebé la madre se adentra en una rutina a merced de las demandas del bebé. Hay pocos sitios públicos donde sea fácil ir con un bebé, lo que aumenta la diferencia entre la vida social anterior y la actual”, expresa la psicóloga Maria Rosa Ferrer. Para un 25 por ciento de las madres un día perfecto sería junto con su pareja.

“Nos cuesta parar el ritmo y nos habituamos sin darnos cuenta a que la pareja esté siempre ahí. Es cierto que se nos olvida darle también el espacio prioritario que merece en nuestra salud emocional. Caer en la rutina de poca atención personal en el otro supone un riesgo de desconexión muy grande a nivel relacional”, explica Laguna.

“Los teléfonos móviles apagados, sin nadie que moleste, sin obligaciones ni prisas, sin tecnología, sin horarios y sin agobios”, son aspectos que destacan todas las especialistas.

Reconocer nuestra necesidad de atención, de compañía, de calor y respeto con nuestra pareja para poder realizar actividades conjuntas que nos unan y nos llenen de afecto.
Así como mantener vivo aquello que compartimos e incluso buscar nuevas actividades comunes es, no solo divertido, sino saludable, apuntan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: