Pymes pueden salvar las exportaciones de Nicaragua

Ante el cierre en negativo de las exportaciones de Nicaragua este año, se analiza qué solución podría implementarse para contrarrestar la disminución de los precios internacionales y demás factores que provocaron este desplome, a fin de tener un mejor resultado en 2016.

pyme, Nicaragua,exportaciones

Ante el cierre en negativo de las exportaciones de Nicaragua este año, se analiza qué solución podría implementarse para contrarrestar la disminución de los precios internacionales y demás factores que provocaron este desplome, a fin de tener un mejor resultado en 2016.

En este punto las pymes son las que se perfilan para levantar las exportaciones a través de la industrialización y encaminar al país a que se desligue de la venta de materias primas. Estas empresas representan en el país el 87.46 por ciento y al unificarse a las medianas forman el 99.34 del conglomerado total, según los datos de Nicaragua en Cifras 2014.

“Nicaragua sigue exportando muchas materias primas como café, miel y otros productos y que todavía en el mercado internacional se venden casi como un commodity, entonces el gran desafío es buscar nichos en término de comercio justo, comercio orgánico, muchas formas de que realmente un producto pueda tener un sello distintivo en el mercado internacional”, opina Nanno Mulder, jefe de la Unidad de Comercio Internacional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Mulder señala que solo se podrá salir de los precios fluctuantes de los commodities, al lograr mover productos más procesados y para estos es necesario innovar.

Hasta noviembre de este año más de 161.11 millones de dólares en valor y 55,352.25 toneladas en volumen era la caída de las exportaciones de Nicaragua. La reducción porcentual en volumen en los 11 meses transcurridos del año es de 3.10 por ciento, mientras que la reducción en valor es de 6.43 por ciento, según las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

NECESITAN RECURSOS

Según la gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Azucena Castillo, después de los productos principales de exportación están los productos procesados, los cuales son elaborados principalmente por pymes, que si dispusieran de los recursos necesarios podrían aumentar en gran medida el valor de las exportaciones totales.

Solo en el marco de la feria anual ExpoAPEN este año las pymes asociadas lograron hasta 42 millones de dólares en intenciones de compras, pero para poder concretar estos negocios deben tener certificaciones, así como adecuar y adaptar sus plantas para que respondan a los desafíos de un nuevo modelo productivo.

Castillo afirma que para una pyme optar a una certificación puede costar hasta sesenta mil dólares, algo que para una empresa de este tamaño es muy difícil de conseguir, por lo que es necesario oportunidades de créditos especiales para estas empresas y así impulsar sus niveles de producción para exportar.

Es más, la gerente general de APEN afirma que la misma seguridad de tener la venta negociada en el exterior es una prenda viable para optar a los financiamientos para que las pymes puedan elevar sus exportaciones.

Necesitamos dejar de producir materia prima y generar valor agregado… tenemos que trabajar en la industrialización, en la innovación y con el uso de tecnología ambiental”.
Patricia Ulloa, gerente del Centro de Exportaciones e Inversiones.

A DAR VALOR AGREGADO

El presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), Alejandro Delgado, señala que la ganancia al ofertar productos con valor agregado es mucho mayor y afirma que trabajan para que este aspecto sea retomado por todos sus agremiados.

“En vez de exportar cuero, tenemos que exportar zapatos; en vez de exportar café en bruto, exportar café empacado, que tiene mucho valor agregado. Un productor de café me comentó que un quintal se lo compran en 130 dólares, a eso se le agregan cincuenta dólares más en promedio y cada taza de café cuesta un dólar y el quintal de café da cinco mil tazas de café, el que se queda con el dinero no es el productor, sino el que vendió la taza de café”, ejemplificó.

En la experiencia de Conimipyme los productos que se han destacado en ventas al exterior con valor agregado son madera-muebles, seguido por cuero-calzado y los embutidos.

Patricia Ulloa, gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), añade que se debe trabajar de forma asociativa entre el sector público y el sector privado para apoyar a empresas de menor trabajo para que se avance en los estándares de calidad, adecuación de productos, todo lo relacionado al tema de la innovación, lo que se debe aplicar en todo el proceso de producción.

INTEGRAR MERCADO

Pero para elevar las exportaciones el esfuerzo no debe ser único del país; según el jefe de la Unidad de Comercio Internacional de la Cepal, el problema se debe enfrentar con la integración del mercado regional. Mulder indicó que en Centroamérica falta mejorar la facilitación del comercio para articular las cadenas productivas.

“Todavía los pasos en fronteras pueden ser bastante lentos y eso obviamente para los productores la falta de agilidad de mover productos de un lado al otro para armar esas cadenas (productivas) sigue siendo difícil”, señaló el funcionario de la Cepal, organismo que proyecta en 3.7 por ciento la baja de exportaciones en Centroamérica este año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: