Costa Rica en campaña por inmigrantes

Costa Rica lanzó una campaña que promueve los derechos laborales de los migrantes en la que invita por medio de cuñas radiales, un spot para redes sociales y volantes de papel, a que estos trabajadores conozcan sus beneficios de ley, denuncien cuando son violentados, e insta a los patrones a que cumplan con sus obligaciones.

El agro es el sector que más mano de obra extranjera acoge en Costa Rica. LA PRENSA/ ARCHIVO

Costa Rica lanzó una campaña que promueve los derechos laborales de los migrantes en la que invita por medio de cuñas radiales, un spot para redes sociales y volantes de papel, a que estos trabajadores conozcan sus beneficios de ley, denuncien cuando son violentados, e insta a los patrones a que cumplan con sus obligaciones.

“Póngase en los zapatos del otro”, se llama la iniciativa lanzada por los ministerios de Trabajo y Gobernación, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) y la Fundación para la Paz y la Democracia (Funpadem).

El énfasis de la campaña es cumplimiento del salario mínimo, ya que se ha demostrado ampliamente que su incumplimiento excluye a las personas trabajadoras migrantes de la seguridad social y el respeto a los derechos de trabajadoras domésticas, guarda de seguridad, peón agrícola, dependiente, cajero, misceláneo y cocinero.

Precisamente, en estas áreas laboran miles de inmigrantes nicaragüenses, a quienes no se les cumplen responsabilidades básicas como el salario mínimo, la jornada de ocho horas, vacaciones, seguro social, horas extras y aguinaldo.

Según el Ministerio de Trabajo de Costa Rica, hasta octubre de 2015 se habían recibido 78,648 consultas o denuncias al respecto, de las cuales 10,897 correspondían a trabajadores migrantes.

“Somos diferentes pero el trabajo nos hace iguales porque todos tenemos los mismos derechos laborales… Los buenos empleadores cumplen derechos laborales. El trabajo de las personas trabajadoras domésticas vale tanto como el mío”, dice parte del spot distribuido en redes sociales.

El viceministro tico de Trabajo, Harold Villegas, destaca que “las personas trabajadoras migrantes realizan un aporte significativo a la economía del país. Por eso el objetivo fundamental de la campaña es velar por el cumplimiento de los derechos humanos laborales de esta población, que son los mismos de los costarricenses”.

La viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, considera que la defensa de los derechos humanos es un fundamento de este Gobierno.

“Por eso desde el Consejo Nacional de Migración, que presido, esta campaña es fundamental para garantizar que las y los trabajadores migrantes gocen de sus derechos laborales en nuestro país y sirva de llamado para que los patronos hagan lo que corresponde para que sus trabajadoras y trabajadores estén en situación migratoria regular, lo que les permitirá acceder a esos derechos”, dijo Muñoz.

En Costa Rica la población migrante representa aproximadamente el diez por ciento de la población total. La mayoría son nicaragüenses que trabajan en las áreas antes descritas.

Investigaciones de académicos costarricenses han señalado en el pasado, cómo la heterogeneidad del trabajo iniciada por cambios económicos desde los años 80, ha dejado en desventaja a la masa laboral nicaragüense, un colectivo que incluso sufriendo vejámenes sigue considerando atractivas las opciones de empleo en Costa Rica.

Esos cambios hoy se reflejan en una disparidad en la que por un lado están ingenieros de Intel, la empresa símbolo del desarrollo del país, ganando salarios promedios mensuales de 1,500 dólares; y en el lugar opuesto quienes se desempeñan como obreros de construcción, peones agrícolas y servidoras domésticas.

Este último grupo lo integran casi en su totalidad inmigrantes nicaragüenses, quienes en múltiples ocasiones ni siquiera ganan los salarios mínimos impuestos oficialmente, porque la abundancia de mano de obra le permite al empleador prescindir de los servicios de un trabajador teniendo la certeza que en fila hay decenas, cientos o miles más que fácilmente llenarán la vacante.

EN CIFRAS

227,604 trabajadores extranjeros en Costa Rica registró la Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, al segundo trimestre de 2015.

12.25% de esos trabajadores están empleados en la agricultura, según el mismo estudio.

18.2% laboran en el sector construcción y 15 por ciento en hotelería y restaurantes.

8.48% de esos trabajadores son absorbidos por el comercio 8.51 por ciento por manufactura; el resto labora en otros sectores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: