Granada y Boaco celebran a la Virgen de Guadalupe

En las ciudades de Granada y Boaco, cientos de feligreses celebraron a la “Lupita”, como también se le conoce a la Virgen de Guadalupe.

Cientos de feligreses de Granada y Boaco celebraron a la virgen de Guadalupe. LA PRENSA/M. RODRÍGUEZ

Las rosas rojas y blancas al pie de su altar mayor fueron agregándose como muestra de amor a la Virgen de Guadalupe, por parte de centenares de devotos de las ciudades de Granada y Boaco. El templo que lleva su nombre, ubicado cerca del muelle, estuvo visitado por centenares de personas. Por la mañana del 12 de diciembre recibieron la primera comunión 150 niños y 40 pequeños fueron bautizados, explicó el padre Juan Alfonso Condega Trigueros, vicario de la parroquia.

Durante el día, unos mostraron su agradecimiento de rodillas, otros, con ofrendas, velas encendidas y flores. “Ella me devolvió a mi hijo cuando era un bebé, solo me le daban tres meses de vida y hoy tiene 25 años”, dijo María Laura Urbina.

Así como Urbina, centenares de personas llevan en su corazón el agradecimiento a la Virgen y nuevas peticiones. “Lo importante de esta fiesta es que el pueblo se llena de mucha alegría, le demuestran mucho amor a la Virgen”, dijo el sacerdote.

La celebración a la Virgen Guadalupana, contempló una misa solemne la noche del sábado presidida por monseñor Jorge Solórzano, obispo de la diócesis de Granada. El padre Condega, refirió que desde las apariciones de la virgen en 1531, a Juan Diego, en el Tepeyac, se ha ido difundiendo la grandeza de esta imagen de la Virgen María, porque representa la unidad con su hijo, la paz y la sencillez.

Desde el 12 de diciembre la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro ha organizado dianas, misas y procesiones en honor a la virgen.

Los granadinos participaron de una vigilia en la víspera del 12 de diciembre, donde se canto el Ángelus a la media noche y las mañanitas. El padre Condega dijo que se ofreció un mensaje sobre la Divina Misericordia y sobre la imagen de la Emperatriz de América.

En Boaco, cientos de feligreses participaron de las actividades en honor a la “Lupita”, como también se le conoce a la Virgen de Guadalupe.

Dentro de las actividades se hizo entrega de juguetes a los niños que dieron su comunión y para Navidad, también están preparando para llevar alegría a los niños más necesitados del sector de la parroquia.

Este 13 de diciembre, finalizaron las fiestas en Boaco con una procesión de la imagen de una iglesia a otra.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: