Vacuna brasileña contra el dengue entra en última fase de pruebas

La vacuna brasileña contra el dengue entró en la tercera y última fase de pruebas en medio de un preocupante brote de microcefalia, que científicos relacionaron con el virus del zika, transmitido también por el mosquito Aedes Aegypti.

Los mosquitos Aedes aegypti son portadores de los virus del chikungunya, zika y dengue. LA PRENSA/Archivo

La vacuna brasileña contra el dengue entró en la tercera y última fase de pruebas en medio de un preocupante brote de microcefalia, que científicos relacionaron con el virus del zika, transmitido también por el mosquito Aedes Aegypti.

La presidenta Dilma Rousseff anunció en una nota de su despacho que autorizó el viernes el inicio de esta etapa del desarrollo del producto por el estatal Instituto Butantan, uno de los mayores centros de investigación biomédica del mundo.

Lea: Un mosquito, tres enfermedades

Los test se harán en 17 mil personas de 12 estados de Brasil en centros especializados. Terminada esta fase, la vacuna será sometida a la aprobación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), que evaluará su «calidad, seguridad y eficacia», explicó el comunicado.

No hay una previsión de cuánto tardará esta etapa.

«Va a depender del reclutamiento (de los voluntarios) e incidencia del dengue. Si hay mucho dengue, la eficacia de la vacuna puede ser comprobada más rápidamente.

Depende también si tenemos los cuatro serotipos en todas las cuatro regiones», explicó el director del Instituto Butantan, Jorge Kalil, citado en el sitio G1. México se convirtió esta semana en el primer país del mundo en autorizar una vacuna contra el dengue -la del laboratorio francés Sanofi Pasteur- con la que espera prevenir un centenar de muertes anuales y miles de hospitalizaciones.

El dengue, que afecta principalmente a naciones tropicales, enferma a unos 50 millones de personas por año, según la OMS. Es transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, el mismo que propaga el zika y el chicunguña.

Brasil reportó hasta ahora 1,5 millones de casos probables de dengue en 2015, un salto de 176 porciento interanual.

La vacuna se desarrolla además en medio de un brote de microcefalia en el país, que hasta el 30 de noviembre sumó 1.248 casos sospechosos y que científicos probaron que puede estar relacionada con el zika, hasta ahora considerada una versión leve del dengue.

En 2014, Brasil diagnosticó 147 bebés afectados por esta enfermedad irreversible, que se identifica cuando la circunferencia del cráneo es igual o inferior a 33 centímetros y que acarrea dificultades en el desarrollo intelectual.

El zika es ahora considerado como un problema potencialmente grave. Hasta el momento, un adulto que ya padecía lupus y un adolescente han muerto en Brasil a raíz del virus.

El mayor riesgo es, sin embargo, para las embarazadas, especialmente en los primeros tres meses de gestación.

MÉXICO PRIMER PAÍS DEL MUNDO EN APROBAR LA VACUNA CONTRA EL DENGUE

México se convirtió en el primer país del mundo que autoriza la vacuna contra el dengue del laboratorio francés Sanofi Pasteur, con lo que esta nación latinoamericana espera prevenir un centenar de muertes anuales y 8 mil hospitalizaciones.

Sanofi Pasteur, la división de vacunas del gigante farmacéutico francés, presentó solicitudes de autorización en 20 países de Asia y América Latina, pero México fue el primero en permitir su comercialización.

«México desde 2006 fue parte del protocolo para el estudio de la seguridad, calidad y eficacia de una potencial vacuna contra el dengue (…) y estuvimos listos antes que las autoridades sanitarias de otros países», dijo en entrevista con la AFP Mikel Arriola, director de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, máxima autoridad mexicana en materia de medicamentos.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: